Manejo Integrado de Plagas del arándano en la región Cajamarca

6428

Senasa realiza capacitación a agricultores en coordinación con el Colegio de Ingenieros

El arándano es un fruto cuyo consumo ha sido introducido favorablemente en el país tanto por su sabor como por sus beneficios a la salud. En nuestro país, el suelo y clima son favorables para su producción en la costa y sierra.

arándanos.Cajamarca

El Blueberry, como también se le denomina es identificado con el nombre científico de Vaccinium corymbosum o Vaccinium spp., y destaca en el mercado internacional, razón por la cual la exportación peruana ha logrado ascender paulatinamente e ingresar a  países como Estados Unidos, Reino Unido, Hong Kong, Canadá, Holanda y Singapur.

Sin embargo, su cultivo requiere de la aplicación de prácticas de Manejo Integrado de Plagas en el marco de las Buenas Prácticas Agrícolas para prevenir plagas y enfermedades que afecten la vida útil de la plantación, el rendimiento y la calidad del fruto, el cual posee altos niveles de antioxidantes.

Es en este escenario, el Ministerio de Agricultura y Riego, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria –SENASA-, dictó un curso intensivo sobre el manejo Integrado de Plagas (MIP) del arándano en coordinación con el Colegio de Ingenieros de esa zona altoandina, en la región Cajamarca, cumpliendo un papel fundamental en el desarrollo de este cultivo por su importancia económica y social.

El expositor fue el especialista en sanidad vegetal del SENASA-Cajamarca, Ronald Llique Morales, quien explicó que existen alternativas culturales, biológicas, etológicas, químicas entre otras,  para prevenir  y controlar las plagas como el Gusano Arador de las especies Cyclocephala, Paranomala undulata peruviana y Anomala testasceipennis; hongos de suelo, follaje y frutos, como Alternaria y Botrytis, entre otras plagas.

Entre las opciones se encuentra el control cultural, el cual consiste en sembrar plantas sanas, manejar adecuadamente la humedad, la densidad de siembra, adecuada fertilización, gestión de la cantidad y calidad de agua de riego, entre otras.

Otra alternativa es el control biológico en el que se utiliza hongos Entomopatógenos como Beauveria bassiana y Metarrhizium anisopliae para el control de insectos, y hongos  antagonistas como el  Trichoderma viride y Trichoderma harzianum para patógenos cuya función es combatir naturalmente al agente causante de la plaga hasta suprimirlo.

También es una posibilidad emplear el control genético y el control mecánico. En esta última práctica en mención se recoge y destruye los frutos infestados y caídos eliminando la plaga contenida en estos.

La última herramienta dentro del MIP es el control químico en el que es necesaria la asesoría técnica de los servidores de campo para emplear los plaguicidas de manera técnica a fin de evitar problemas de fitotoxicidad, ineficacia, resistencia y resurgencia de plagas. Es necesario actuar con suma responsabilidad debido el riesgo que representa al medioambiente y a la salud si se usa inadecuadamente.

En Cajamarca hay cuatro predios de arándano, fruto que recién está entrando a mercados europeos bajo estrictos estándares internacionales de calidad y sanidad, por lo que las capacitaciones y la intervención del SENASA son importantes en este proceso en aras del desarrollo agrícola.