Acciones de prevención resguardan ganadería familiar de Cusco

309

El Ministerio de Agricultura y Riego evaluó el índice de mordeduras frescas de murciélagos hematófagos que afectan la ganadería familiar en 26 predios de los distritos de Mollepata, Limatambo y Chinchaypujio, en la región Cusco.

A través de estas actividades, especialistas del Senasa evalúan a los animales afectados y desarrollan un control poblacional de murciélagos, para prevenir el riesgo de la presencia de rabia en los animales expuestos.

El último reporte confirmado en el laboratorio de Senasa, se registró en el 2018 en el distrito de Chinchaypujio, provincia de Anta; donde se dispuso acciones sanitarias inmediatas para el debido control de la enfermedad en la zona.

Vacunación es prevención

Para un control oportuno, el Senasa ejecuta (como actividad principal) la vacunación de los animales en zonas vulnerables. A la fecha, se vacunó  a 12 250 bovinos, 1 085 equinos y 971 porcinos, para beneficio de 2 500 productores de los once distritos en riesgo de la región.

La autoridad en sanidad agraria del MINAGRI también desarrolla acciones de control poblacional de murciélagos hematófagos en los mismos rebaños, mediante la captura con redes y aplicación de pasta vampiricida, que permite disminuir el índice de mordeduras. Ya se tiene identificado 20 refugios donde periódicamente se evalúa las poblaciones.

De manera complementaria, se capacitó a 50 líderes comunales para la identificación de síntomas de la enfermedad y las medidas preventivas para evitar brotes.

La rabia de los herbívoros es una enfermedad enzoótica en algunas regiones del Perú y es causada por un virus presente en colonias de murciélagos hematófagos.