Agricultores de Andahuaylas aplican control biológico para reducir impacto de plagas

• Senasa fomenta el uso de este método para evitar pérdidas en el cultivo de quinua.

244

El Senasa, organismo adscrito al Ministerio de Agricultura y Riego – MINAGRI, instruyó a pequeños productores de Andahuaylas sobre los beneficios de la aplicación del control biológico para resguardar la producción de quinua en la localidad de Sucaraylla, región Apurímac.

Mediante una capacitación práctica, los especialistas del Senasa orientaron en las técnicas del uso de este método a través de la liberación controlada de organismos biológicos (antagonistas) en los cultivos para atenuar el impacto económico de las plagas.

El control biológico es un recurso cada vez más usado para evitar el uso excesivo de agroquímicos en el campo, ya que no representa peligro alguno para la salud de la población y el medio ambiente.

Los agricultores fueron capacitados en la identificación de microorganismos benéficos, procedimientos de evaluación sanitaria y en las técnicas de control de plagas y enfermedades en el proceso productivo del grano andino, de gran aceptación a nivel mundial.

Recomendaciones 

Para mantener bajo control a la Diabrotica y Kcona kcona, que atacan frecuentemente a los cultivos, los productores fortalecieron sus conocimientos en la identificación de ambas plagas a fin de detectarlas a tiempo y así implementar las medidas sanitarias que permitan evitar pérdidas.

Asimismo, se dio a conocer las enfermedades que afectan al cultivo como el Mildiu de la quinua, que pone en riesgo la obtención de una cosecha sana. Por ello, la autoridad sanitaria recomendó el uso de semillas de calidad y una adecuada preparación del terreno, además de aplicar continuamente las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA).

“El control biológico forma parte del manejo integrado de plagas y permite el crecimiento de una agricultura sana y rentable. Los pequeños productores se vienen adaptando a nuevos sistemas de desarrollo para acceder a los mercados internacionales”, indicó Fritz Almanza, jefe del área de Inocuidad Agroalimentaria del Senasa en Apurímac.