Amazonas: Autorización a establecimientos que comercializan plaguicidas de uso agrícola

185

Senasa otorga autorización sanitaria a establecimientos comerciales de plaguicidas de uso agrícolaLos plaguicidas agrícolas son útiles en la protección de los cultivos,  siendo algunos de ellos de alta toxicidad, lo que puede causar serias alteraciones biológicas y producir desequilibrios en los agroecosistemas, por lo que su producción, comercialización y usos deben ser regulados.

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, a través de la Dirección de Insumos agropecuarios e Inocuidad Agroalimentaria, se encarga del proceso de inspección y autorización de establecimientos comerciales de plaguicidas de uso agrícola.

Esta actividad se realiza en el marco del Decreto Supremo N°001-2015- MINAGRI, ‘Reglamento del Sistema Nacional de Plaguicidas de Uso Agrícola’, en el que se estipula que la persona natural o jurídica interesada debe ingresar su solicitud firmada por el propietario o representante legal del establecimiento.

Posteriormente, el personal del Senasa realiza la inspección ocular para verificar el cumplimiento de los requisitos mínimos requeridos.

El personal del área de Insumos Agropecuarios e Inocuidad Agroalimentaria inspeccionará los establecimientos de manera permanente en visitas inopinadas, a fin de verificar la calidad de los productos que se comercializan para controlar las plagas y enfermedades que atacan a los cultivos de la región.

Los establecimientos autorizados para comercializar plaguicidas de uso agrícola deben colocar la autorización sanitaria otorgada por el Senasa en un lugar visible dentro del establecimiento. Además, el asesor técnico del establecimiento tiene que contar con el título de ingeniero agrónomo o biólogo, y acreditar conocimiento en el uso adecuado de plaguicidas. El profesional debe permanecer como mínimo dos horas diarias, dentro de los días y horarios de atención al público.

Dato

En el presente año, Senasa otorgó cuatro autorizaciones a establecimientos comerciales de plaguicidas de uso agrícola en las provincias de Bagua, Chachapoyas  y Utcubamba.