Amazonas: ECA busca perfeccionar labores de productores en MIP del café

257

Senasa - Escuela de Campo de Agricultores - MIP CafeEn la región Amazonas, 205 caficultores participan en Escuelas de Campo de Agricultores que el Ministerio de Agricultura y Riego, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, organiza para impulsar el desarrollo rural agrosostenible.

El café es uno de los principales cultivos tanto para la agroexportación como para la generación de empleos temporales en la región Amazonas, y diversos factores como el cambio climático y las malas prácticas en sus cultivos, han hecho que las plagas amenacen el sustento de los pequeños productores.

Por ello, mediante la metodología de Escuelas de Campo de Agricultores (ECA), el Senasa refuerza el Manejo Integrado de Plagas – MIP del Café para desarrollar habilidades en el productor e impulsar que tome correctas decisiones orientadas a controlar adecuadamente las plagas que afectan sus cultivos.

En las ECA, los agricultores realizan sesiones prácticas que les permiten desarrollar acciones para controlar la roya (causada por el hongo Hemileia vastatrix, que produce la caída prematura de las hojas infectadas) y la broca (Hypothenemus hampei, que perfora el fruto reduciendo el rendimiento y la calidad del grano), además de otras plagas como el minador de hoja, ojo de gallo y arañero.

Senasa, bajo la premisa de “aprender haciendo”, dirige 10 ECA en las provincias de Bagua, Utcubamba, Luya, Bongará y Rodríguez de Mendoza. Este modelo de enseñanza incluye un proceso de aprendizaje basado en el diálogo, observación y el análisis, sumándole a ello el intercambio de experiencias en el campo, bajo la mirada de los facilitadores especialistas en el Manejo Integrado de Plagas en café (MIP).

Uno de los objetivos principales de las ECA es disminuir el uso de plaguicidas y agroquímicos,  por la contaminación que pueden producir y por su elevado costo, fomentando la implementación del MIP poniendo en práctica los diversos controles que se complementan entre sí como el etológico, cultural, biológico, mecánico y físico.

Los participantes comparten experiencias y aquellos productores que aprueben satisfactoriamente las evaluaciones, serán certificados como expertos en el Manejo Integrado de Plagas del café.