Senasa inicia formación integral de evaluadores de plagas en Chasquitambo

Pequeños productores que aprueben el curso serán certificados por la autoridad en sanidad agraria.

166

Senasa inicia formación integral de evaluadores de plagas en ChasquitamboEl Ministerio de Agricultura y Riego, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, inició las jornadas de aprendizaje teórico-práctico del curso de formación de evaluadores de plagas, fauna benéfica y uso de control biológico en cultivos de importancia económica, con la participación de 15 pequeños productores del Valle Fortaleza en el distrito de Colquioc – Chasquitambo, de la región Áncash.

Mediante este curso, los servidores del campo buscan fortalecer las capacidades de los pequeños y medianos productores para que logren reconocer las principales plagas y sus controladores biológicos y que determinen el adecuado uso del control biológico a emplear en sus cultivos de palto.

El curso tiene una duración de tres meses y es desarrollado por especialistas del Senasa, quienes, en campo y a través de evaluaciones, vienen instruyendo sobre los métodos de control, uso de planillas de evaluación de plagas, clasificación de insectos (plagas y benéficos) y formas de liberación de controladores biológicos en los cultivos de la zona.

El Valle Fortaleza posee 80 hectáreas de cultivo de palta fuerte y 40 hectáreas de palta Hass, producción destinada al mercado nacional e internacional, con gran proyección en la región Áncash.

El control biológico es un método natural de control de plagas, que consiste en la represión de las mismas mediante el empleo de organismos antagonistas como predadores, parasitoides y patógenos.

A nivel nacional, cada vez son más los productores que utilizan el control biológico como  componente principal del manejo integrado de plagas, quienes respaldados por el Senasa, logran desarrollar buenas prácticas agrícolas que contribuyen al crecimiento sostenible de la agricultura en sus diferentes comunidades. De esta manera, buscan ofrecer una seguridad alimentaria (garantizada) respetando el medio ambiente.