Ayacucho: Conforman comités para el control de roedores en Fajardo y Sucre

El objetivo es mantener la sostenibilidad del control integrado en zonas endémicas.

891

Senasa - Conforman comités para el control de roedores en Fajardo y SucreCon el objetivo de involucrar y empoderar a los agricultores de los sectores afectados por roedores en las provincias de Sucre y Fajardo, en la región Ayacucho, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa conformó diez comités de control sanitario para hacer frente a la plaga de manera permanente.

El comité de control es un grupo de pobladores organizados que lidera el monitoreo, vigilancia y control de los roedores dentro de su comunidad, bajo el acompañamiento técnico del Senasa y sus autoridades locales.

Son nueve los comités conformados en la provincia de Fajardo (Huamanquiquia, Asquipata-Morccolla Chico, Apongo, Hualla, canaria, Huancaraylla Alcamenca y Canaria), mientras en Sucre se constituyó un solo grupo en Belén, totalizando diez asociaciones productoras de maíz, cebada, papa y frutales de autoconsumo.

Acciones

Las labores se iniciaron con la instalación de 30 trampas de captura viva Tomahawk en 110 hectáreas para determinar el nivel de afectación de los cultivos y las especies perjudiciales, siendo Rattus rattus (rata común o rata negra) el más dañino y en menor proporción el Mus Musculus (ratón o pericote).

Identificados los sectores de mayor incidencia poblacional en las localidades de las provincias de Sucre y Fajardo, los comités y la población realizaron las labores mecánico cultural que consiste en la limpieza de canales de regadío, cercos perimétricos de los predios, manejo de malezas y limpieza de los campos.

También ejecutan el control químico (rodenticidas) en lugares previamente identificados, logrando controlar 78 hectáreas.

A esto se suma la capacitación de 764 pequeños productores entre los meses mayo y junio, para mantener la sostenibilidad y optimizar las labores integrales en sus almacenes, viviendas y predios.

La presencia de los roedores incrementa el riesgo epidemiológico de los humanos y animales domésticos, ya que son transmisores de más de 30 enfermedades que llegan a través de sus mordeduras, orina y heces.

Dato

Estas labores se realizan de manera articulada con las autoridades locales, programas sociales  y representantes de la sociedad civil, en ambas provincias, como parte de la suscripción de acuerdos y compromisos de “asistencia técnica para la preservación y control de plaga de roedores”.