Ayacucho: Senasa y pequeños porcicultores controlan brote de PPC en Quicapata

1412

SENASALas acciones oportunas del Servicio Nacional de Sanidad Agraria -Senasa, institución adscrita al Ministerio de Agricultura y Riego, y la cooperación de pequeños porcicultores permitieron controlar la posible propagación de peste porcina clásica (PPC) y salvaguardar el estado sanitario de cerdos de 42 familias de Carmen Alto, en Huamanga, Ayacucho.

Tras ser identificado el caso positivo de PPC, los Servidores de campo brindaron asistencia técnica oportuna a porcicultores de la comunidad Quicapata, zona en la que se identificó el predio afectado. Se contó con la buena disposición de los criadores y se efectuaron las acciones sanitarias.

Las medidas de prevención de contagio y control de la enfermedad implicaron la prohibición de movilización de cerdos del predio afectado, desinfección de la propiedad, incineración y entierro sanitario de los cerdos muertos por la letal enfermedad. Además se montó una charla de concientización a los pequeños criadores del sector y se colectó muestras para un análisis de laboratorio.

Asimismo, se vacunó -mediante la práctica privada- a 314 cerdos mayores de 45 días de nacidos, incluyendo hembras preñadas (quince días antes de la parición) y exceptuando a
los animales enfermos y desnutridos.

Paralelamente se realizó el rastreo epidemiológico para determinar el origen o vector causante de esta enfermedad en Quicapata.

La peste porcina clásica, también llamada cólera porcina, es una infección altamente contagiosa y mortal para cerdos domésticos y salvajes. Es es causada por un virus del género Pestivirus de la familia Flaviviridae.

De esta manera se evitó la propagación de esta enfermedad que pudo haber implicado un
perjuicio económico muy importante para los criadores de la zona y una amenaza sanitaria para la región.

Los Servidores del Campo recomendaron a los porcicultores adquirir cerdos de establecimientos certificados, mantener al día el calendario de vacunación y coordinar con los especialistas a fin de realizar inspecciones clínicas periódicas y en caso de observar anomalías en sus animales notificar de inmediato a la autoridad sanitaria.