Ayacucho: Vigilancia epidemiológica pasiva de enfermedades en bovinos

El Senasa atiende ocurrencias de enfermedades en animales notificadas por los productores.

3655

Senasa - Vigilancia epidemiológica pasiva de enfermedades en bovinosCon la finalidad de controlar enfermedades como la piroplasmosis y anaplasmosis en bovinos o la fiebre de las garrapatas, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria –Senasa realiza permanentes acciones de vigilancia epidemiológica pasiva en el distrito de Tambillo para conocer la situación zoosanitaria ante las enfermedades y dar tratamiento inmediato a los bovinos.

El Senasa visita y verifica los predios donde se encuentran los animales con signos de enfermedad, realiza la toma de muestras de los bovinos, que luego son remitidas al laboratorio para su diagnóstico.

La piroplasmosis bovina es una enfermedad que causa un parásito de la familia de los Protozoarios denominado piroplasma (Babesia bovis o Babesia bigemina). Durante su ciclo de vida, este parásito debe pasar por un huésped vector (garrapata hembra) para asegurar la transmisión de la enfermedad de un bovino a otro.

Con esta enfermedad, los animales presentan inapetencia, depresión, debilidad, elevada temperatura corporal (raramente supera los 41º C), caída de producción láctea de las vacas en lactación. Mientras que en los bovinos de carne, la enfermedad  no se reconoce  hasta que el animal afectado está anémico y débil, con marcada ictericia, trastornos digestivos (coprostacia), deshidratación, hematuria y posibles abortos.

Senasa - Vigilancia epidemiológica pasiva de enfermedades en bovinosPara prevenir esta enfermedad, el Senasa recomienda a los productores mantener el ganado susceptible en pastos no infestados por garrapatas, especialmente las hembras gestantes, utilizar acaricidas vía tópica o sistémica sobre los propios animales mediante baños, una sola línea sobre el lomo o inyecciones de ivermectinas.

En Ayacucho, la ganadería es considerada la segunda actividad económica de los productores, después de la agricultura, ya que la región cuenta con una población de 447,647 cabezas de vacunos, concentrándose el mayor porcentaje en las provincias de Lucanas, Huamanga y Parinacochas y Huancasancos.

Senasa - Vigilancia epidemiológica pasiva de enfermedades en bovinos