Ayacucho: Vigilancia fitosanitaria en maíz frente a bajas temperaturas

Los problemas fitosanitarios suelen presentarse a consecuencia de las sequías y heladas.

1663

Senasa - Vigilancia fitosanitaria en maíz frente a bajas temperaturasLos servidores del campo del Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa recorrieron la comunidad de Huambalpa, en el distrito de Vilcas Huamán, para evaluar y determinar la presencia de plagas como el mazorquero Helicoverpa zea, el barrenador del grano del maíz Pagiocerus frontalis, la Roya y el hongo Bipolaris maydis, que suelen presentarse a consecuencia de las sequías y heladas.

Es por esta razón que el Senasa desarrolla acciones de vigilancia fitosanitaria en el cultivo de maíz en zonas ubicadas por encima de los 2800 m.s.n.m.

Las bajas temperaturas y la escasez de precipitaciones de temporada, ayuda a que la plaga del barrenador de granos del maíz se incremente y ocasione daños en las mazorcas, provocando su pudrición, mientras que la Roya puede manifestarse con puntos cloróticos en la superficie de la hoja y la Bipolaris maydis con manchas foliares en las hojas del cultivo.

El Senasa recoge muestras que son enviados a la Unidad del Centro de Diagnóstico de Sanidad Vegetal para la identificación y diagnóstico de las plagas que están dañando el cultivo y el resultado se da a conocer a los productores para su manejo y control.

El maíz es un cultivo de importancia económica para la región, por lo que la autoridad sanitaria recomienda a los agricultores realizar siembras tempranas, rotación de cultivos y la destrucción de rastrojos que contienen larvas invernantes, a fin de disminuir los problemas fitosanitarios que se manifiestan por las bajas temperaturas.

Senasa - Vigilancia fitosanitaria en maíz frente a bajas temperaturasPara la región Ayacucho, el maíz representa un elemento primordial en su identidad, además posee una gran variedad de razas, tipos, formas, dimensiones y colores del grano, por lo que su producción se incrementa todos los años, convirtiéndose en una fuente de ingresos económicos para los pequeños y medianos productores de las zonas altoandinas.

El Senasa insta a los agricultores a involucrarse en las actividades diarias de campo notificando cualquier problema fitosanitario nuevo que se presente en sus cultivos a fin de tomar acciones inmediatas.