Cacao: Capacitan a productores de Atalaya en uso de controladores biológicos

1494

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, del MINAGRI, participó en la jornada técnica sobre Manejo Integrado de Plagas (MIP) del cacao, organizado por Alianza Cacao y con apoyo de USAID, donde se capacitó a 120 agricultores de los distritos Tahuari, Sepahua y Raimondi, de la provincia de Atalaya.

En esta actividad se puso énfasis en el uso del control biológico como método ecológico para combatir las plagas que atacan a este cultivo.

El cacao es un cultivo con más de 16 mil hectáreas en Ucayali, según información de la Dirección Regional de Agricultura – DRAU, constituyéndose así como una fuente importante de ingresos económicos para los agricultores.

Los especialistas del Senasa brindaron una charla teórico – práctica sobre el MIP en el cultivo, informando sobre plagas como Moniliasis, Mazorquero (Carmenta sp.), Escoba de Bruja y Phytophthora, que se incrementa en esta época de lluvia.

Para contrarrestar los daños que causan estas plagas, se recomendó el uso de controladores biológicos; para ello, realizaron una demostración de la preparación y activación de los hongos Trichoderma harzaniumBeauveria bassiana, microorganismos que controlan la moniliasis y el mazorquero, respectivamente.

Las plagas y enfermedades identificadas atacan al fruto, causando pudrición de los granos del cacao, perdiendo el sabor y calidad del producto; también afecta a los cojines florales, tallos y ramas.

Para prevenir y contrarrestar los efectos de las plagas y que no perjudiquen la producción de cacao, se exhortó a la implementación de las buenas prácticas agrícolas, que incluye el manejo de podas y sombra, cosecha oportuna, entierro de cáscaras o mazorcas vacías, y el uso de pasta bordalesa.

De esta manera, el Senasa promueve el potencial productivo agrario y generación de oportunidades económicas para la población rural y mejora de la economía familiar de las zonas productoras de cacao.

Dato

Durante 2018, el Senasa atendió 1 851.5 hectáreas con control biológico en cultivos de plátano, cacao, camu camu, arroz, limón sutil y especies forestales; además capacitó a 593 personas sobre control biológico en las provincias de Coronel Portillo, Padre Abad y Atalaya.