Cajamarca: Frutas del valle Alto Jequetepeque se posicionan en mercados internacionales

699

Pequeños productores frutícolas asociados del valle Alto Jequetepeque, en Cajamarca, capacitados en control integrado de moscas de la fruta por el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – SENASA, tienen las puertas abiertas al mercado internacional.

Son productores de las provincias San Pablo, San Miguel y Cajamarca que en los primeros tres meses del año consiguieron el certificado de Lugar de Producción, documento que otorga la autoridad en sanidad agraria cuando un predio tiene mínima presencia de moscas de la fruta y la producción es apta para exportarse.

Los frutos de Cajamarca

Las áreas certificadas para la exportación suman en total 56 hectáreas, una cifra importante para Cajamarca donde las parcelas son muy pequeñas, por debajo de la media hectárea en promedio.

Por la actual campaña, las certificaciones han sido a predios de palto, pero en los últimos años, el SENASA ha reconocido predios de arándano, mango, palto, granadilla y rocoto en las provincias de Cajamarca, San Miguel, San Pablo, Chota y Santa Cruz. Las dos últimas que están fuera del valle Alto Jequetepeque.

Los principales destinos fueron Bélgica, Alemania, EE.UU., Corea del Sur, Países Bajos, Italia y Francia.

Red de Monitoreo

El SENASA otorga el certificado de Lugar de Producción basado, entre otros aspectos sanitarios, en la información de la dimensión poblacional que recaba de la red de monitoreo de moscas de la fruta que tiene en las 11 provincias altoandinas de la región.

De esa misma red se obtiene información respecto a la condición sanitaria de los frutos que se envían a mercados del sur del país, para salvaguardar la condición sanitaria de Tacna y Moquegua, departamentos declarados libres de mosca de la fruta, así como Arequipa, Lima, Ica y otros destinos nacionales que están en proceso de conseguir dicho estatus.

La red de monitoreo, además, permite al SENASA orientar las capacitaciones a los productores con medidas de control integrado de moscas de la fruta acorde a la especie de la plaga, al fruto y a la condición geográfica.

Los directivos del SENASA estiman que, para este año y pese a al contexto de la pandemia mundial, la producción de alimentos sanos para el consumo local e internacional tiende a crecer y apuesta por re-fortalecer a las capacidades productivas de los pequeños productores.

En el marco del ya conocido Programa de Sanidad Agraria e Inocuidad Agroalimentaria – PRODESA y con la participación activa de los productores, se tiene proyectado que Cajamarca habrá controlado y erradicado la plaga para el año 2023.