Cajamarca: Senasa convoca a productores de uva para capacitarlos con fines de exportación

520

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa realizó la convocatoria a los productores de uva del valle Alto Jequetepeque, provincia Contumazá, en Cajamarca, como parte de los compromisos para capacitarlos en el manejo integrado de plagas y buenas prácticas en el uso de plaguicidas agrícolas, en el marco de las Buenas Prácticas Agrícolas.

Como primer paso se ha exhortado a que actualicen sus Declaraciones Juradas de Productores ante el Senasa, para identificar exactamente cuántos son los que producen uva, el área instalada y variedades cultivadas. De esta manera, comprometerlos a organizarse para ser capacitados con miras a mejorar la sanidad e inocuidad en la producción de dicho fruto.

La actualización de datos se extenderá por dos semanas en las oficinas del Senasa en Cajamarca y en la localidad de Chilete, provincia Contumazá.

Las capacitaciones estarán orientadas a promover las buenas prácticas agrícolas que, entre otros aspectos, abarca el uso técnico y responsable de plaguicidas para minimizar los niveles de residuos de plaguicidas químicos –detectados en laboratorio en algunos lotes- en la uva de producción local, y el control integrado de moscas de la fruta para reducir la infestación de ésta y otras plagas.

Los residuos químicos y los niveles poblacionales altos de moscas de la fruta, son los dos problemas principales que limitan la exportación y reducen las posibilidades de comercialización en el mercado interno, afectando la economía de los productores. El primero representa un riesgo para la salud humana y el segundo un riesgo para los cultivos.

“Los productores deben tomar conciencia de que ejecutando buenas prácticas agrícolas se pueden controlar estos dos problemas”, sostuvo la directora del Senasa en Cajamarca, Alicia Villar López, quien acotó que para ello se requiere la ejecución integrada de varias estrategias de control de plagas, como el cultural, mecánico, biológico, etológico e incluso el químico, pero de manera responsable.

Alicia Villar sostuvo que, respecto a mosca de la fruta, se cuenta con buenos antecedentes de control en Cajamarca. Según manifestó, entre los años 2007 y 2010 se ejecutó un proyecto de control en todo el valle Alto Jequetepeque, logrando reducir la infestación promedio de esta plaga del 60% al 0,5%; la responsabilidad del productor es determinante si se pretende mantener poblaciones bajas de la plaga.

Posibilidad de exportación

La directora del Senasa en Cajamarca sostuvo que existe la posibilidad que el mercado ecuatoriano reabra sus puertas a las uvas cajamarquinas, porque para noviembre próximo está programada la visita de representantes de la autoridad en sanidad agraria del Ecuador, quienes evaluarán todo el proceso productivo local.