Cajamarca: SENASA vacuna a más de 53 mil cerdos contra la peste porcina clásica

1089

Vacunación contra la peste porcina clásicaComo medida de prevención contra la peste porcina clásica (PPC), el Ministerio de Agricultura y Riego, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria –Senasa, vacunó de enero a agosto del 2016 a 53 405 cerdos, que corresponde al 40 % de la población de porcinos en la región Cajamarca.

Fuente: Senasa, Andina

La mayor población de cerdos se concentra en las provincias de Chota con 48 986, Cutervo con 39 494 y Cajamarca con 33 297, por lo que fue necesario intensificar las campañas de vacunación en zonas rurales para mitigar el impacto económico que produce esta enfermedad en los criadores.

Al finalizar el 2016, el Senasa Cajamarca tiene como meta la vacunación de más de 80 mil cerdos.

El jefe del área de sanidad animal del Senasa Cajamarca, Jesús Rodríguez Chávez, precisó que las medidas implementadas oportunamente en la región han permitido controlar la presencia de la enfermedad en los caseríos Tunaspampa, Chaquilpampa, Tres Molinos, Cruz Blanca, La Molina y el sector Plaza de Toros.

“Cuando se identifica un foco, se procede a la cuarentena en los predios afectados, restringiéndose la entrada y salida de animales. Inmediatamente se realiza la vacunación en áreas de 1 km y 3 km a la redonda, capacitación a los productores y vigilancia permanente en la zona”, explicó el especialista.

Además de la vacunación en las zonas mencionadas, el Senasa interviene en el control de tránsito de ganado porcino, vigilancia en predios, ferias, centros de acopio, plazas pecuarias y mataderos, a fin de comprobar que los porcicultores cuenten con su certificado de vacunación y Certificado Sanitario de Transito Interno.

La Peste Porcina es una enfermedad viral que ataca a los cerdos no vacunados de todas las edades y causa alta mortalidad, estimándose que puede matar hasta el 80% de la población de un predio; no es una enfermedad transmisible a las personas, sin embargo, causa grandes pérdidas económicas a los pequeños productores al no disponer de animales como medios de subsistencia, y también a la industria porcina porque es una de las principales limitantes para el comercio internacional. Los síntomas son diarrea, decaimiento, fiebre, pérdida de apetito, manchas color violeta en varias partes del cuerpo, con consecuencia de muerte.

Vacunación contra la peste porcina clásica