Cerca de S/ 21 millones costará rehabilitar infraestructura agrícola dañada por lluvias e inundaciones en Piura

1503

Sector trabaja con autoridades regionales y locales desde que empezó la emergencia hace varias semanas
Unas 1.200 hectáreas de cultivos han sido afectadas en esa región (alrededor de 0.5% del total existente en tierras piuranas)

En el último mes y medio, es decir desde que empezaron a darse con más fuerza las lluvias y desbordes de ríos en la zona norte del país, el Ministerio de Agricultura y Riego ha ido evaluando y brindando apoyo –de forma simultánea- a los agricultores y población damnificada por estos eventos climáticos, asociados a una forma de “Niño” costero.

Minagri

Fuente: Minagri

Concretamente en Piura, la región más golpeada por la acción de la naturaleza, las brigadas técnicas de este portafolio –lideradas por el Programa Subsectorial de Irrigaciones (PSI)- han identificado mediante fichas técnicas la necesidad de llevar a cabo la rehabilitación de infraestructura agrícola dañada por un monto de 20,8 millones de soles.

Las fichas técnicas involucran la atención de las zonas afectadas en los valles de Alto Piura (distrito de Morropón); Chira (distrito de Sullana); San Lorenzo (distrito de Tambogrande); Medio y Bajo Piura (distritos de Cura Mori, Catacaos, Bernal, La Unión y Tallan), cuyas poblaciones sufren los embates de la naturaleza.

El impacto ha sido detectado en zonas de cultivos, equipos de irrigación, canales de regadío, trochas de salida de productos del campo, vías de acceso, etc.

De este modo, el PSI del Ministerio de Agricultura y Riego viene coordinando estrechamente desde el comienzo de las precipitaciones pluviales con la Dirección Regional de Agricultura (DRA) del gobierno regional de Piura, los alcaldes y las juntas de usuarios, a fin de mitigar los impactos de los eventos climatológicos en la actividad agrícola.

Impacto mínimo en el campo
Hasta la fecha, el Ministerio ha dado a conocer que las lluvias e inundaciones afectaron alrededor de 1,200 hectáreas de cultivos en Piura, cuando en esa región del norte existen en plena operación 250 mil hectáreas dedicadas a la producción de alimentos destinados al mercado interno como externo, entre ellos el famoso banano orgánico. Es decir que menos de 0.5% del total existente de tierras de cultivo en Piura ha sufrido por este periodo de lluvias.

En tal sentido, se ha estimado que los daños a los campos de cultivos no han sido mayores, debido a la oportuna intervención del sector Agricultura en estrecha cooperación de las autoridades regionales, que ha permitido reducir los impactos del fenómeno natural en el agro.

Un dato importante a tomar en cuenta es la necesidad de intervenir con apoyo en el campo apenas baje el nivel de las aguas en los ríos y torrenteras de agua, pues resulta muy difícil hacer una estimación de daños o impacto en el suelo cuando el nivel de las aguas está elevado.

Por ejemplo, el Ministerio dio a conocer las acciones recientes adoptadas por el PSI, la DRA y AGRORURAL con los agricultores del Valle del Chira, donde se establecieron una serie de medidas, orientadas a actuar de manera rápida y eficaz en la atención de la infraestructura dañada por las inundaciones.

Se acordó el apoyo con maquinaria por parte de la DRA para el retiro de las cosechas de los terrenos de cultivo, así como la elaboración de fichas técnicas de AGRO RURAL, que sustenten la obtención de los fondos para la evacuación de las aguas acumuladas en los terrenos de cultivos.

De la misma manera, el PSI ha completado las fichas técnicas que sustentan la obtención de los recursos para poner en servicio los 45 kilómetros de caminos afectados en los distritos de Querecotillo, Marcavelica, Jibito, Salitral, Ignacio Escudero, Mallares, Cerro Mocho, San Juan de Curumuy, Cieneguillo, entre otros.

Además en forma simultánea, el Ministerio de Agricultura y Riego desarrolla la capacitación de los integrantes de las comisiones de regantes del Alto Piura para la elaboración de fichas técnicas de emergencia, en mérito a la solicitud formulada por el alcalde del distrito de La Matanza y la autoridad local del agua del Alto Piura.