Control poblacional de murciélagos hematófagos permitió resguardar sanidad animal en Junín

309

El Ministerio de Agricultura y Riego informó que a través de las acciones de vigilancia y control poblacional de murciélagos hematófagos, se logró proteger la sanidad del ganado que se encuentra en los distritos de la Selva Central.

Estas acciones forman parte de la labor de prevención que ejecuta el Senasa, como brazo estratégico del MINAGRI. Mediante la última intervención se logró proteger a los animales ubicados en el anexo de Agua de Nieve, distrito de Monobamba, en la provincia de Jauja.

Utilizando las precauciones y el equipo de protección individual – EPI, los especialistas capturaron 10 murciélagos hematófagos, que posterior a la evaluación y aplicación del ungüento vampiricida, fueron liberados para cumplir con el control selectivo.

La rabia es una enfermedad viral, altamente mortal, que afecta a los herbívoros tanto bovinos como ovinos perjudicando el capital pecuario de la ganadería familiar en diferentes regiones del país.

La región Junín es una zona con presencia esporádica de rabia, durante el 2019 se registró un caso positivo confirmado por el laboratorio oficial del Senasa, el cual se identificó y controló en la provincia de Satipo.

Para la ejecución de estas actividades preventivas, el Senasa cuenta con la autorización correspondiente del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR).

Vampiros benéficos

No todos los murciélagos se alimentan de sangre, pues existen los que se alimentan de insectos, frutas, polen, semillas y flores, cuya dinámica alimenticia es beneficiosa para la biodiversidad ecológica.