Cusco: Senasa apoya a pequeños productores de maíz a través de vigilancia fitosanitaria

1718

SENASAEl Servicio Nacional de Sanidad Agraria –Senasa realizó acciones de vigilancia fitosanitaria preventiva en cultivos de maíz de la región Cusco, con el objetivo de identificar oportunamente la presencia de plagas o enfermedades y ejecutar acciones de control.

Mediante la prevención, el Senasa consigue favorecer a los productores que carecen de recursos económicos. En lo que va del año se han realizado 18 atenciones a pequeños productores en los distritos de Huayllabamba, Colcha, Quiquijana y Accha.

Los servidores de campo del Senasa recorren los predios de manera aleatoria para evaluar la presencia de plagas o enfermedades, toman muestras y éstas son enviadas a la Unidad del Centro de Diagnóstico de Sanidad Vegetal para su identificación. Los resultados permiten brindar pautas sobre las acciones de control que deben adoptar los agricultores para mejorar su producción y evitar pérdidas económicas.

Cabe destacar que la autoridad sanitaria, es responsable de ejecutar esta vigilancia, que comprende la prospección, evaluación, monitoreo, entre otros procedimientos, para colectar información respecto a la presencia o ausencia de plagas y así actualizar o crear un nuevo registro en la base de datos del Senasa.

Recomendaciones

El maíz es un cultivo de importancia económica en la región Cusco, por ello, la entidad agraria insta a los gobiernos locales y productores mantener sus parcelas en observación permanente y reportar cualquier ocurrencia para una atención inmediata del Senasa.

La entidad también recomienda que, para reducir el ataque de plagas y enfermedades se apliquen Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), como la buena selección de semilla, implementación de un programa de nutrición según necesidad del cultivo y efectuar el manejo integrado de plagas mediante prácticas de control cultural, biológico, etológico y químico; entre otras.

Dato

En la región, el cultivo tiene como variedad representativa el “Maíz Blanco Gigante del Cusco” debido al color de sus granos y al tamaño del mismo. Se comercializa entero y en granos, el primero para consumo nacional y regional y el segundo para exportación (elaboración de snacks).