Cusco: Senasa certifica Fundo Verde y fomenta producción libre de plaguicidas

789

Senasa certifica Fundo Verde y fomenta producción libre de plaguicidasEl Ministerio de Agricultura y Riego, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, otorgó la ‘Certificación de Fundo Verde’ al fundo ‘Edén de Frutas’ ubicado, en el distrito de Quellouno en La Convención, región Cusco, donde se producen cítricos en 32 hectáreas.

Senasa otorga esta certificación luego de evaluaciones en campo (verificación de los agentes biológicos liberados y/o aplicados) y verificación de ausencia de agentes químicos (plaguicidas) en el cultivo. También revisa las planillas de evaluación y los registros fitosanitarios usados en el predio avalados por su equipo técnico (asesor fitosanitario y evaluador de plagas).

Actualmente, el fundo produce en promedio 50 toneladas de cítricos por hectárea anualmente, que son comercializados en Arequipa, Lima y en las principales cadenas de hoteles del Cusco.

Control biológico

El control biológico consiste en el uso de organismos vivos para reducir y mantener a la plaga por debajo de los niveles del daño económico, además, no afecta al ambiente y no representa riesgo alguno para la salud de las personas.

Utiliza enemigos naturales (predadores, parasitoides, entomopatógenos y antagonistas) para controlar y reducir las poblaciones de plagas que afectan la producción agrícola. Este método evita la resistencia de las plagas, además reduce costos para el control de plagas, evita la aparición o resurgencia de plagas secundarias y no genera intoxicación.

El uso del control biológico es una metodología de control de plagas que se adapta en los diversos sistemas de control como las Buenas Prácticas Agrícolas, Manejo Integrado de Plagas – MIP y/o Producción Orgánica, orientado a reducir el uso de plaguicidas agrícolas, para obtener productos agrícolas inocuos.

En el Fundo ‘Edén de Frutas’ se aplican hongos entomopatógenos y antagonistas como Trichoderma sp., Lecanicillium sp. y Beauveria bassiana para el control de botrytis, ácaros, trips, mosca blanca y pulgones; esta actividad se complementa con todas las acciones del MIP que ejecutan para controlar la Mosca de la fruta, generando resultados para la producción y comercialización.

El Senasa impulsa este método como componente principal del Manejo Integrado de Plagas – MIP, que forma parte de las buenas prácticas agrícolas.