Cusco: Realizan operativo en centros de beneficio clandestinos de aves en Quillabamba

232

Buscando resguardar el consumo de alimentos sanos e inocuos, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa y la Municipalidad Provincial de La Convención realizaron un operativo inopinado en centros de beneficio de aves para verificar las condiciones en las que laboran.

Durante la inspección a cuatro centros de beneficio en Quillabamba, se comprobó que operaban en condiciones insalubres y que no contaban con autorización sanitaria de apertura ni funcionamiento otorgada por el Senasa, ni licencia de funcionamiento municipal.

Se evidenció además que los animales eran sacrificados en condiciones antihigiénicas, los equipos con los que se realizaba el beneficio se encontraban deteriorados (oxidados y rotos), el personal no contaba con indumentaria de protección y tampoco contrataron a un profesional responsable.

El Senasa instó a los responsables de los establecimientos a la formalización e implementar medidas de seguridad para no atentar contra la salud de las personas, ya que las aves se distribuyen en los principales mercados de la ciudad.

También se advirtió de las consecuencias legales que podrían afrontar, ya que acuerdo al reglamento sanitario avícola, los responsables de conducir este local pueden ser sancionados con el pago del 100% de una UIT y la clausura.

Inocuidad agroalimentaria

De acuerdo al Reglamento de Inocuidad Agroalimentaria (Decreto Supremo 004-2011-AG), el faenado de las aves debe realizarse en mataderos que cuenten con la autorización sanitaria de establecimiento dedicado al procesamiento primario de alimentos de origen agropecuario otorgado por el Senasa.

El Senasa es responsable de velar por la inocuidad agroalimentaria; de verificar si los establecimientos cuentan con el manual de Buenas Prácticas de Manufactura – BPM, planes de Análisis de Puntos Críticos de Control – HACCP, Procedimientos Operativos Estandarizados de Sanitización – POES y el plan Interno de Rastreabilidad implementados para garantizar la inocuidad de los alimentos.