Cusco: SENASA y autoridades locales se unen para erradicar las moscas de la fruta en el valle sagrado

364

El Ministerio de Agricultura y Riego, a través del SENASA concretó alianzas estratégicas con los gobiernos locales de Calca y Yanatile, con miras a lograr la erradicación de moscas de la fruta en beneficio de la agricultura familiar de la región Cusco.

Mediante la firma de un convenio interinstitucional, la municipalidad provincial de Calca transfirió un terreno de más de 2 000 m2, para la construcción de un centro de operaciones de Mosca de la Fruta que permitirá la atención de productores hortofrutícolas en todo el valle.

Por su parte, la municipalidad distrital de Yanatile cedió un terreno 2 000 m2 para la instalación y operación de una Zona de Tratamiento, donde se realizará la fumigación de las cargas comerciales de hospedantes que ingresen a las áreas de intervención del proyecto.

Actualmente, el Proyecto de Erradicación de Mosca de la Fruta IV se encuentra en la etapa de prospección y monitoreo, que es la fase inicial. Sin embargo, a partir del 2021, se tiene previsto el inicio del control y supresión, los productores con la asistencia del SENASA realizarán acciones para eliminar a la plaga.

La mosca de la fruta es una de las plagas que causa mayor daño en la fruticultura nacional, por lo que erradicarla es de gran importancia, ya que de esta manera se mejoraría la economía de los productores, generando cambios en la calidad de vida de las familias del campo.

“Para darle un carácter sostenible al proyecto y mejorar los ingresos económicos de los productores hortofrutícolas del Valle Sagrado es importante trabajar de la mano con los agricultores y autoridades. Tenemos la convicción de que en un futuro esta zona histórica y sagrada logre colocar sus productos en el mercado internacional generando el valor agregado esencial para elevar el nivel de vida”, indicó Reinaldo Llano, director Ejecutivo del SENASA en Cusco.

Durante la primera etapa de acción, el SENASA instaló un sistema de vigilancia de moscas de la fruta compuesta por 1 635 trampas oficiales, que monitorean alrededor de 79 388 hectáreas situadas en las provincias de Anta, Cusco, Chumbivilcas, Paruro, Paucartambo, Quispicanchis, Urubamba y Calca.