Escuelas de campo promueven mejoras en las condiciones productivas de la región Junín

332

Mediante un espacio de interaprendizaje en la que el participante “enseña y aprende”, el Ministerio de Agricultura y Riego, a través del SENASA, lidera las estrategias de acción para el fortalecimiento de las capacidades y destrezas de 300 familias dedicadas a la producción de frutos y granos andinos en la región Junín.

Uno de los importantes sectores agrícolas donde se ejecuta esta estrategia es la selva central, sector donde el SENASA trabaja con 200 familias, de las comunidades de Gran Playa Sur, Bajo Toterani, Puerto Unión, Chivanari y Victoria Yapaz, que producen piña, cítricos y plátanos.

Otros sectores que también son beneficiados con Escuelas de Campo son Don Bosco, Jesús María, Yapaz Alto, San Isidro y la Codiciada, en la provincia de Chanchamayo.

La Escuela de Campo es una metodología de aprendizaje no convencional, participativo y vivencial en la que las personas aprenden haciendo, intercambiando conocimientos y experimentando directamente, usando el campo de cultivo como lugar de enseñanza y aprendizaje.

Durante cada sesión, los especialistas del SENASA promueven la implementación de las Buenas Prácticas Agrícolas en cada fase fenológica de los cultivos y el uso práctico de los controladores biológicos, a fin de garantizar la obtención de alimentos sanos e inocuos para los consumidores.

Al culminar las doce sesiones los participantes serán reconocidos por el SENASA como expertos en buenas prácticas agrícolas de Selva Central.

Facilitadores de Campo

Como parte de la articulación en todos los niveles de Gobierno, el SENASA capacita al personal técnico de los municipios para que ellos repliquen esta estrategia en sus comunidades, y así beneficiar a más productores de la región.

A través de este trabajo articulado, en los próximos meses se firmará un Convenio de Cooperación interinstucional entre la municipalidad de San Luis de Shuaro y el SENASA que beneficiará a la agricultar familiar de la provincia de Chanchamayo.