Ganadería familiar de zonas altoandinas de Tacna participan en campaña de vacunación contra el Carbunco sintomático

456

En cumplimiento de las estrategias de prevención y control de enfermedades en animales de abasto, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – SENASA viene desplegando una campaña de vacunación contra el Carbunco sintomático, que beneficia a la ganadería familiar de zonas altoandinas de las provincias de Candarave y Tarata, en la región Tacna.

La campaña de vacunación del SENASA se ejecuta en dos fases; la primera de mayo a junio y la segunda de agosto a setiembre. Como política de acción, se prioriza la atención sanitaria de la ganaderia familiar en los distritos de Candarave, Camilaca, Quilahuani, Curibaya, Cairani y Huanuara, Tarata, Estique Pampa, Estique Pueblo, Tarucachi, Héroes Albarracín.

Según el reporte oficial, en la primera fase de esta campaña se vacunaron a 2094 bovinos, 12 caprinos y 360 ovinos situados en zonas de crianza que albergan principalmente ganado lechero. Con estas jornadas de vacunación, se beneficiaron directamente a 346 familias campesinas quienes obtuvieron el Certificado Oficial de Vacunación contra Carbunco Sintomático.

La enfermedad

El Carbunco Sintomático es una enfermedad infecciosa producida por el Clostridium Chauvoei, que se manifiesta por inflamación y necrosis de masas musculares, seguida de intoxicación de la sangre grave que lleva a la muerte del animal afectado, en casi todos los casos.

El SENASA cuenta con un marco normativo que permite regular las actividades sanitarias correspondientes para la prevención y control de esta enfermedad, con el propósito de proteger el patrimonio agropecuario del país. En ese sentido, las estrategias tambien incluyen la vigilancia zoosanitaria, capacitación y control de  movilización de animales.

Se exhorta a los productores pecuarios a notificar inmediatamente la ocurrencia o sospecha de Carbunco Sintomático o cualquier otra enfermedad sospechosa de ser clostridial. Es importante informar que está prohibido el abandono y exposición al medio ambiente de los animales o parte de ellos, muertos por carbunco sintomático, así como la manipulación y comercialización de carnes, cueros, pieles, menudencias y apéndices.