Ganaderos de Ocros inician certificación de hatos libres de Tuberculosis y Brucelosis Bovina

598

Como parte del proceso de certificación de hatos libres de Brucelosis y Tuberculosis bovina, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego, a través del SENASA, aplicó las pruebas diagnósticas a un total de 300 bovinos de la provincia de Ocros.

Mediante labores articuladas entre el SENASA y ganaderos, se busca proteger el capital pecuario de la ganadería familiar y resguardar el abastecimiento de productos derivados lácteos, sanos e inocuos destinados a los principales mercados de la región Áncash.

Un Hato Libre es la condición certificada que adquiere un establo lechero tras demostrar que el ganado que lo conforma está libre de brucelosis y tuberculosis bovina, enfermedades infectocontagiosas que afectan a los animales de reproducción y pueden trasmitirse al ser humano.

Para alcanzar ser reconocido como libre de ambas enfermedades, los hatos o establos lecheros deben estar inscritos en el SENASA y todos los bovinos deben tener resultado negativo a las pruebas diagnósticas que realizan los especialistas de campo, entre otros requisitos.

A través de estas actividades se busca aumentar la competitividad en el mercado nacional e impedir la transmisión de enfermedades zoonóticas a través de la leche y/o derivados lácteos no pasteurizados.

La enfermedad

La Brucelosis bovina, es una enfermedad infecto contagiosa de gran impacto económico en el ganado lechero, debido a que disminuye la producción por los problemas reproductivos como la reducción en la fertilidad, abortos, nacimiento de terneros débiles y disminución de la población bovina por sacrificio de reactores; además, impide abastecer de leche y quesos para el consumo humano, en perjuicio económico de los productores y sus familias.

La Tuberculosis Bovina, es una enfermedad contagiosa, también afecta a otros animales como ovinos, caprinos y porcinos. Por su carácter zoonótico, afecta además a los humanos, pudiendo adquirir esta enfermedad por contacto o al ingerir leche cruda o carne de animales infectados.

Durante cada intervención, el SENASA también brinda recomendaciones a los usuarios ganaderos para mantener la sanidad de sus animales y notificar cualquier posible caso que se pueda presentar, a fin de realizar una atención oportuna.