Hombres y mujeres de campo perfeccionan sus prácticas de producción en Escuelas de Campo del SENASA

539

Como eje central del fortalecimiento de la agricultura familiar, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego anunció que, durante el primer semestre del año, el SENASA implementó 764 Escuelas de Campo (ECA), con participación de 14 578 productores ubicados en la costa, sierra y selva de nuestro país.

En el mes de los hombres y mujeres del campo, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – SENASA, organismo que dirige estos espacios de aprendizaje, anunció la clausura de las Escuelas de Campo a nivel nacional, luego de 12 sesiones que llevaron a cabo durante seis meses de aprendizaje vivencial.

La Escuela de Campo de Agricultores es una metodología de aprendizaje participativo y vivencial en la que las personas ‘Aprenden haciendo’, intercambian conocimientos y experimentan directamente, usando el campo de cultivo como lugar de aprendizaje.

Con la implementación de esta estrategia de acción en campo, el SENASA incentiva el desarrollo de los pobladores rurales con conocimientos, habilidades y aptitudes útiles para enfrentar y resolver problemas sanitarios en sus predios, y así puedan ofrecer alimentos agropecuarios sanos e inocuos.

Durante el primer semestre, se logró mejorar las técnicas agrícolas y pecuarias de producción de papa, maíz choclo, plátano, limón acido, haba, mandarina, naranjo, arveja, papaya, piña, manzano, frijol, yuca, zanahoria, vid, cebolla, quinua, lenteja, zapallo, tomate, así como cinco productos pecuarios como carne de bovino, porcino, ave, leche y huevos.

Productores de Ancash reconocidos como expertos en Buenas Prácticas Agrícolas

La ejecución de las ECA ha tenido aceptación por parte de los productores de la Comunidad Cuncashca – Jangas (región Ancash), sector en donde el Jefe Nacional del SENASA, Miguel Quevedo Valle, entregó las certificaciones de 53 pequeños productores de papa que fueron reconocidos como expertos en Buenas Prácticas Agrícolas.

“Es fundamental reconocer y valorar el trabajo de hombres y mujeres del campo, que pese a la pandemia han seguido abasteciendo de alimentos a nuestro país. Desde el SENASA seguiremos con nuestra labor permanente, atendiendo los problemas fitosanitarios que existen en sus campos y capacitándolos para que ellos también puedan actuar rápidamente”, expresó el titular del SENASA.

Para recibir esta certificación, los productores de papa en Cuncasha participaron en 12 sesiones de aprendizaje, aplicando sus conocimientos en una parcela de una hectárea, produciendo el tubérculo andino en su variedad ‘Cullipapa’.

Otra de las grandes experiencias en Áncash es el caso de éxito alcanzado por productores del distrito de Huayllabamba, en la provincia de Sihuas, que con la implementación de las recomendaciones del SENASA en las Escuelas de Campo, han logrado mejorar su producción y asegurar la comercialización de sus productos.

En el presente año, la región Áncash, tanto en la zona costa y sierra, implementó 30 Escuelas de Campo en beneficio del desarrollo de la agricultura familiar, aplicada a cultivos como papa, maíz, limón, manzana y en temas pecuarios. En el mes del campesino, el SENASA graduará a más de 450 productores ancashinos.