Ica: Senasa certifica más de 102 mil toneladas de uva para la exportación

717

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, del MINAGRI, informó que la campaña de exportación de uva 2018-2019 en la región Ica presenta cifras importantes, al alcanzar la certificación de 102,296.18 toneladas, estimándose un crecimiento del 20% respecto a la campaña anterior.

Las principales variedades de uva que exportan los agricultores iqueños son Red Globe con 36,019.92 tm, Flame Seedlees con 12,787.036 tm, Suagraone con 12,169.13 tm y Crimson Seedlees con 6.980.48 toneladas.

Estos productos han conquistado más de 40 mercados, entre los que destacan EE.UU., China, Canadá, Inglaterra, Corea del Sur, España, Reino Unido, Tailandia, Taiwán, Indonesia, Alemania y Rusia.

La campaña de exportación de uva se desarrolla entre los meses de octubre y marzo. En esta temporada, el Senasa efectúa diferentes actividades dando cumplimiento a los planes de trabajo y requisitos fitosanitarios suscritos o establecidos con los países destino.

El Senasa realiza la certificación de los lugares de producción, certificación de empacadoras, inspecciones fitosanitarias, ejecución de tratamientos cuarentenarios, certificación fitosanitaria de exportación.

Durante la inspección, Senasa verifica que el MTD (mosca trampa día) sea menor al permitido, revisa la trazabilidad del producto, códigos del lugar de producción y planta de empaque. Igualmente, descarta la presencia de plagas cuarentenarias según los protocolos determinados.

En el caso de la exportación a países con protocolos y/o planes de trabajo como Estados Unidos, China, Taiwán, México, Tailandia y Puerto Rico, la fruta es sometida a tratamiento de frío como medida preventiva para el control de estados inmaduros de mosca de la fruta.

Para ello, se colocan sensores de temperatura durante la carga en los contenedores refrigerados con la finalidad de monitorear que la temperatura no supere lo establecido para la eliminación de la plaga por un periodo determinado, que debe ser cumplido en tránsito, antes del desembarque en el país de destino.

Finalmente, se emite el Certificado Fitosanitario para la exportación, documento que asegura que los productos cumplen con las exigencias fitosanitarias y requisitos exigidos por los países importadores.