Junín: Vigilancia fitosanitaria previene el establecimiento de plagas forestales en “Bosque Dorado”

216

Con el objetivo de prevenir el establecimiento de plagas forestales en el país, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria – SENASA, realiza acciones de vigilancia fitosanitaria en el ‘Bosque Dorado’, lugar turístico del Valle del Mantaro.

La vigilancia que desarrolla el SENASA comprende el monitoreo y evaluaciones fitosanitarias de plagas forestales no presentes en el Perú. Una de las plagas que se monitorea es la ‘polilla gitana’, especie cuarentenaria que no está presente en el país, su ingreso perjudicaría los bosques forestales y bosques frutales del Perú.

Entre otras plagas de importancia se considera al ‘medidor gigante’ (Oxydia trychiata), caracterizado por ser una de las plagas más devastadoras, ya que la larva de este insecto ocasiona defoliaciones severas en las plantaciones de pinos y cipreses.

Asimismo, para fortalecer la vigilancia de plagas forestales, la autoridad sanitaria extiende una red de trampas en toda la región. Esta red de vigilancia está conformada por quince trampas, que están ubicadas en las principales zonas de riesgo como el aeropuerto y principales parques.

El Bosque Dorado es una de las ‘siete maravillas’ de Junín, formado por un bosque de quinuales, cuyos troncos y hojas secas le otorgan un color dorado a este paraje tranquilo, energético y mágico. Estas plantaciones se extienden en más de ocho hectáreas.

Este lugar turístico está conformado por impresionantes y frondosos árboles de quinuales que miden más de 10 metros de alto. Se encuentra a 10 kilómetros de Huancayo (Junín), ubicado en lo alto del cerro en el anexo de Paccha, distrito El Tambo. Según versión de los pobladores, los árboles datan del siglo XVII, toda una maravilla.