La agricultura como motor

3247

Relegada en el pasado, la agricultura ahora vislumbra un nuevo panorama con las disposiciones emitidas por el Gobierno para enfrentar imponderables –como el Fenómeno El Niño o las heladas– con el reforzamiento de las defensas ribereñas, la reconversión de algunos cultivos en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), y la ejecución de una serie de proyectos de irrigación que permitieron la ampliación de la frontera agrícola en el Perú.

agri

Fuente: El Peruano

Con ocasión del Día del Agricultor, el presidente de la República, Ollanta Humala, se identificó con el sector y destacó que su gestión ha logrado que la agricultura se convierta en el segundo motor de la economía nacional, con un apoyo permanente al hombre del campo, cuyo desempeño es fundamental no solo para su economía familiar, sino también para la población porque puede acceder a productos de alta calidad.

La fecha ha sido oportuna para destacar su importancia en el aparato productivo del país, dado que la agricultura ha permitido al Perú convertirse en una de las diez primeras naciones proveedoras de alimentos en el mundo, gracias a un crecimiento promedio de 3.2% anual entre 2011 y 2014, según datos del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri).

Por ello, el Gobierno trabaja en coordinación con todos los sectores para forjar una agricultura moderna e inclusiva, que permita satisfacer las necesidades de alimentación y exportar productos agrarios que logran, hasta el momento, ventas anuales superiores a los 4,700 millones de dólares.

Las políticas aplicadas por el Poder Ejecutivo en las zonas agrícolas se relacionan con el fortalecimiento de sus actividades, y se manifiestan con apoyo permanente para superar situaciones climáticas como las heladas, sobre todo en las localidades altoandinas. Por ejemplo, tenemos inversiones por más de 11,000 millones de dólares mediante el programa Mi Riego, que ha permitido incorporar en el quinquenio reciente cerca de 100,000 hectáreas de riego permanente en la Sierra; y el Agrobanco, para asegurar que el crédito llegue a todos los campesinos y no enfrenten intereses usureros. Además, el Minagri está comprometido con la agricultura y el aumento de la productividad del campo, por medio de la construcción de infraestructura de riego como canales, bocatomas, reservorios y presas con el Fondo Nacional de Inclusión Económica por más de 1,650 millones de soles.

A ello se suma el tendido de redes viales y de comunicaciones, con lo cual se propiciará el traslado de la producción a las ciudades y poblados de todo el país. A este apoyo se suma la ejecución de tres grandes proyectos de irrigación, Chavimochic III, Olmos y Majes-Siguas, que duplicarán las 100,000 hectáreas de agricultura moderna en la Costa.

Con esta estrategia nacional aplicada por el Ejecutivo se prevé que cada año la actividad agrícola obtenga mejores resultados que se reflejarán en tasas de crecimiento de 3% en el PBI sectorial, lo cual es ya un avance notable para un sector de vital importancia en el sustento diario de los peruanos.

“El Gobierno trabaja en coordinación con todos los sectores para forjar una agricultura moderna e inclusiva, que permita satisfacer las necesidades de alimentación y exportar productos agrarios”.