Lambayeque: La importancia que los mataderos cumplan con medidas sanitarias

1238

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria –SENASA, del Ministerio de Agricultura y Riego, informó que durante la cuarentena por Covid-19, los mataderos de la región Lambayeque continúan con el faenamiento de animales, a fin de garantizar el abastecimiento de productos cárnicos.

Para que esto suceda, básicamente, la autoridad sanitaria atiende tres frentes a tener en cuenta:

1) Una infraestructura adecuada para el faenamiento que permita mantener las condiciones sanitarias básicas para la higiene;  2) supervisión sanitaria en mataderos y 3) certificados sanitarios de vacunación y de tránsito interno.

Proyecto BID de Mejoramiento de mataderos municipales

Desde el año 2019, la autoridad sanitaria viene gestionando convenios con las municipalidades, quienes asumieron el compromiso de habilitar las condiciones de infraestructura y servicios en los mataderos municipales, recibiendo en contrapartida el equipamiento completo (sistema de rielería y equipos de automatización) para el proceso de faenamiento de bovinos y cerdos. Este compromiso bi partito es parte del “Proyecto de Mejoramiento de la inocuidad de los alimentos de producción y procesamiento primario y piensos”, del Programa de Desarrollo de Sanidad Agraria e Inocuidad Agroalimentaria – PRODESA, financiado por el BID.

En la región Lambayeque, los municipios de Chiclayo, José Leonardo Ortiz, Ferreñafe, Lambayeque, Reque, Tumán, Túcume y Motupe han sido considerados para el equipamiento y mejora de sus mataderos; mientras que los distritos de Pomalca, Chongoyape, Oyotún, Lagunas – Mocupe, Mórrope, Mochumí, Illimo, Pacora y Jayanca serán beneficiarios de un kit menor de equipamiento a fin de alcanzar mejores condiciones de faenamiento.

Entre los compromisos y actividades a cumplir por las Municipalidades se tiene, instalar la infraestructura de acuerdo a las exigencias normativas sanitarias, contar con servicios de agua, desagüe y energía trifásica, contar con servicios del personal competente, mientras que el  SENASA a través del Proyecto BID será el responsable de adquirir los equipos y sistemas de rielería y automatización, sierras eléctricas, pistola neumática para aturdimiento, entre otros equipos.

Este proyecto permitirá la faena de los animales de abastos, cumpliendo con las buenas prácticas de manufactura (BPM), Procedimientos Operativos Estandarizados de Saneamiento – POES de acuerdo a los Principios del Sistema HACCP a fin de obtener las carnes y vísceras inocuas en aras de proteger la salud del consumidor.

 Profesional Responsable

La presencia de un médico veterinario colegiado hábil en un matadero es fundamental, puesto que es el profesional responsable de inspeccionar la sanidad del animal destinado para el beneficio, así como también las condiciones sanitarias y de higiene del matadero durante el proceso de faenado. Este requisito es una obligación de la Municipalidad y está sujeta a la supervisión del SENASA para su cumplimiento.

El SENASA, realiza la supervisión permanente e inopinada en los mataderos municipales y privados a fin de verificar el cumplimiento de las normas sanitarias y verificar la condición pos morten de bovinos, caprinos, ovinos y porcinos faenados. Asimismo realiza la toma de muestras de carnes a fin de realizar los análisis de residuos de medicamentos veterinarios y contaminantes microbiológicos en sus Laboratorios oficiales. El monitoreo se hace de acuerdo a un Plan Nacional que se publica todos los años.

Una actividad en específico es la recolección de amígdalas y ganglios mesentéricos en cerdos, para evaluar la prevalencia de casos de Peste Porcina Clásica (PPC).

La recolección forma parte de la vigilancia activa contra esta enfermedad y es aplicada a nivel nacional.

Los especialistas en sanidad agraria del MINAGRI sostienen que el monitoreo en los establecimientos se torna estratégico, porque son espacios que recepcionan animales de diversos lugares y de diferente producción, pudiendo alguno de ellos portar el virus sin presentar los síntomas característicos de la enfermedad.

Vacunación de animales

Un punto importante a tener en cuenta es que los animales destinados al beneficio, deben contar con certificados de vacunación y certificados sanitarios de tránsito interno – CSTI, que garantice que se encuentran libres de enfermedades y, por tanto, no representan un riesgo para la salud de sus consumidores. Para la emisión del CSTI se realiza una inspección ante mortem de los animales y se procede con la desinfección de los vehículos de trasporte de los animales vivos.

Por ejemplo, en el caso de los bovinos, el propietario deberá contar con los Certificados Oficiales de Vacunación contra el carbunco sintomático vigente, mientras que, en el caso del ganado porcino, el Certificado de Vacunación contra la peste porcina clásica.

De esta forma, el SENASA asegura el faenamiento de productos sanos para el consumo a través del cumplimiento de las reglamentaciones que prohíben sacrificar animales sin la debida vacunación, evitando consecuentemente alterar la salud pública del país.