Lambayeque: Realización de labores mecánico culturales para control de mosca de la fruta

102

El Ministerio de Agricultura y Riego, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria -SENASA informó que la realización del control mecánico cultural es una herramienta clave para reducir la incidencia de la plaga de la mosca de la fruta.

El Responsable de Operaciones de Mosca de la Fruta del SENASA Lambayeque, Sandro Sevilla, indica que esta práctica debe realizarse de manera permanente, oportuna y responsable, ya que de este modo se puede lograr hasta un 60% del control de esta plaga en cultivos de frutas y hortalizas.

“Esta labor agrícola, conocida también como periodo de campo limpio, consiste en la recolección de los frutos -en su totalidad- después de la cosecha. No se dejan remanentes en la planta ni en el suelo a fin de que las moscas no sigan colocando sus huevos y continuar su ciclo de vida.”, refiere.

El recojo y entierro de frutos se debe realizar específicamente en la etapa de producción por lo menos dos veces por semana desde el inicio, durante y hasta el final de la cosecha.

Sevilla advierte que los frutos serán enterrados en hoyos profundos con la capacidad suficiente para contenerlos y que no permitan la salida de las moscas adultas (aproximadamente un hoyo de 1×2 m de profundidad y ancho).

“Hacer el hoyo en un lugar distante a los campos de cultivo, de preferencia en sitios donde no exista la presencia de plantas. La fruta será cubierta con una capa de tierra de 40 cm o más aproximadamente”, recomienda.

El recojo y entierro de frutos debe de ir asociado a otras labores culturales como rastrilleo de suelos, periodo de campo limpio, podas de sanidad y lavados de árboles.

Estas recomendaciones están orientadas a proteger la producción de frutas y hortalizas de 5 mil 412 hombres del campo que son parte de la agricultura familiar en la región Lambayeque.

El SENASA visita sus predios, con el objetivo de brindar conocimientos a quienes son los llamados a darle sostenibilidad en el tiempo al Proyecto de Erradicación de la Mosca de la fruta. Es por ello que las actividades mecánico culturales son de carácter obligatorio y responsabilidad del productor hortofrutícola.

En Lambayeque, luego de haberse reactivado en su totalidad las actividades tras la inmovilación social obligatoria producto del Covid-19, los servidores del SENASA recorren los campos de las 9 zonas de producción situadas en las provincias de Chiclayo, Lambayeque y Ferreñafe, donde se siembran mango, palto, uva, arándanos, limón, rocoto, ajíes, entre otros.