Lambayeque: Senasa anuncia la II fase de vacunación contra Ántrax y Carbunco Sintomático

908

Senasa - Vacunación contra el ÁntraxDesde el 3 de octubre al 3 de diciembre, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, del Ministerio de Agricultura y Riego, vacunará a un aproximado de 50 mil cabezas de ganado vacuno como medida de prevención contra el Ántrax y otros 31 mil contra el carbunco sintomático.

Fuente: Senasa, RPP, Andina 

El objetivo de la campaña es prevenir los brotes de estas enfermedades en los animales de los predios ubicados en las provincias de Lambayeque, Chiclayo y Ferreñafe. El ganado bovino debe ser vacunado dos veces al año, a partir de 30 días de edad.

La vacunación corresponde a la segunda fase de la campaña programada por el Senasa para el año 2016. En la primera se vacunaron a más de 49 mil cabezas de ganado vacuno contra el Ántrax y 34 mil contra el carbunco sintomático.

El Senasa otorgará un certificado oficial de vacunación por cada animal y con este documento el productor podrá  vender sus animales y realizar el trámite para la obtención del Certificado de Tránsito Interno (CESTI) para la movilización de sus animales dentro del país.

“Invocamos a los ganaderos y criadores de la región brindar las facilidades a los vacunadores para el ingreso a sus predios, de esta manera sus animales quedarán protegidos contra el Ántrax y el carbunco sintomático”, indicó Félix Bobadilla Morales, jefe del área de sanidad animal del Senasa Lambayeque.

El Ántrax y el carbunco sintomático son enfermedades endémicas en la región Lambayeque y afectan al ganado bovino, ovino y caprino que no esté vacunado. En el caso del Ántrax, también puede afectar a los humanos por contacto, manipulación y/ o consumo de animales infectados.

En el caso del Ántrax, las esporas pueden sobrevivir por décadas en alimentos, en los subproductos de animales: lana y cuero, objetos contaminados y en el subsuelo. El ganado puede contraer las enfermedades por el consumo de pastos o aguas contaminadas; la vacunación es el único medio que hay para protegerlos.

Por esa razón, el Senasa recomienda a los consumidores NO comprar carne en establecimientos clandestinos o de dudosa procedencia, sino adquirirla en lugares que tengan garantía, como puestos fijos dentro de los mercados, carnicerías  y supermercados.