Lambayeque: Vigilancia fitosanitaria en campos semilleros de frijol Caupí en Íllimo

1992

Senasa - Vigilancia fitosanitaria en campos semilleros de frijol Caupí en ÍllimoCon el propósito de lograr el desarrollo óptimo del cultivo de Frijol Caupí en Íllimo, el Ministerio de Agricultura y Riego, a través del Senasa, ejecuta acciones de vigilancia fitosanitaria en los campos semilleros de esta leguminosa para detectar oportunamente las plagas que la afectan y controlarlas mediante el Manejo Integrado de Plagas (MIP).

La siembra de estos semilleros servirá para apoyar a los productores de Íllimo que fueron afectados por el fenómeno climático, en el marco del Programa de Cultivos Temporales que fomentan diferentes instituciones del MINAGRI.

Actualmente, las plantas se encuentran en la fase reproductiva y de maduración; la vigilancia en los campos se realiza de manera continua con el fin de evaluar si el cultivo presenta plagas como barrenadores de brotes y vainas, mosca minadora, oídium y nematodes, muy comunes en estas etapas del cultivo.

De presentarse estas plagas, el Senasa recomienda realizar diferentes métodos de control como el rastrillado de suelos, que sirve para enterrar las pupas de los insectos; instalación de trampas amarillas pegantes, trampas luz y trampas con atrayente alimenticio; para combatir el Oídium se recomienda usar azufre en polvo al inicio del ataque de este hongo.

El objetivo de estas actividades es que las plantas crezcan sin problemas fitosanitarios para lograr el llenado completo de las vainas y con ello obtener un mayor rendimiento de semillas para  apoyar a los agricultores damnificados.

Cabe señalar que este tipo de frijol, conocido comercialmente como ‘castilla’, es una buena alternativa de cultivo por su corto periodo vegetativo y porque no necesita de mucha agua para su desarrollo; además es tolerante a las temperaturas altas. Puede utilizarse como cultivo principal, en campaña chica, estacional o temporal, dependiendo mucho de la utilización de semilla certificada y la asistencia técnica a los productores para lograr una producción mayor.

Con la vigilancia fitosanitaria del Senasa se identifica de manera oportuna posibles problemas fitosanitarios en este cultivo, y a través de un programa de MIP se brindar las recomendaciones técnicas para evitar que las plagas pongan en riesgo la producción de este cultivo.