Lima: Senasa realizó evaluación sanitaria a instalaciones de Camal Municipal de Huaral

1999

Evaluación sanitaria en Camal Municipal de HuaralMatadero municipal aún no cuenta con autorización sanitaria.

En cumplimiento a la normativa de Inocuidad Agroalimentaria y el Reglamento del Faenado de los Animales de Abasto, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria -Senasa evaluó las condiciones sanitarias en las que se realiza el faenado de ganado vacuno y porcino en el Camal Municipal de Huaral.

Fuente: Senasa

Con presencia del asesor legal del municipio provincial de Huaral, José Ramos Casasola, la Gerente de Servicios a la Comunidad y Gestión Ambiental, Nacy Cárdenas Malvaceda, la Administradora del Camal, Nubia Urbizagastegui Cano, el médico veterinario a cargo, Jimmy Garriazo Quispe, y el Especialista del Senasa Teodorico De Paz Aranda, se procedió a evaluar el cumplimiento de los requisitos técnico-sanitarios del centro de faenamiento.

El Senasa encontró deficiencias en la limpieza de las instalaciones, pisos donde se acumula el agua y corrales de descanso para los animales sin diferencias. En materia de las condiciones sanitarias en que se desempeña el personal del matadero, se observó que no cuentan con indumentaria de color claro para notar la limpieza de los mismos, el incumplimiento de la práctica frecuente del lavado de manos al manipular la carne, falta de equipo personal de protección (EPP) y contaminación cruzada al contar con áreas que no se encuentran debidamente separadas, contaminando la carne por estar cerca de residuos sólidos o pieles del ganado sacrificado.

Las observaciones realizadas a los centros de faenamiento tienen un ponderado según la relación directa o indirecta que tengan con la contaminación sobre la carne; la ponderación utilizada en este tipo de evaluación se denota en grado Crítico, Mayor y Preventivo, el cual tiene una puntuación en la evaluación, cuya sumatoria obtiene un valor total que da por resultado la aplicación de las diferentes medidas sanitarias de seguridad.

Al finalizar la evaluación, los funcionarios municipales se comprometieron a levantar las observaciones e incumplimientos contemplados en el menor tiempo posible. A su vez, el Senasa emitirá un informe final determinando las medidas que permitirán prevenir un riesgo sanitario.