MINAGRI atendió caso de rabia en herbívoros reportada en comunidad indígena de José Olaya

612

Para salvaguardar la salud pública y ganadería familiar, el Ministerio de Agricultura y Riego atendió un brote de Rabia silvestre en la comunidad indígena José Olaya, en el distrito de Cahuapana, provincia de Datem del Marañón.

Como parte de las medidas sanitarias frente a estos casos, el Senasa reforzó las labores de vigilancia en 16 predios ubicados en zonas periféricas, identificando la presencia de 5 animales atacados por murciélagos.

Para prevenir la aparición de más casos, se vacunó a 489 bovinos, 8 equinos y 3 porcinos contra la Rabia silvestre; del mismo modo, ubicó 2 refugios de murciélagos, procediendo a georreferenciarlos para la ejecución de un oportuno control poblacional.

Posteriormente, se orientó a 200 productores ganaderos sobre la enfermedad, su agente vector, el tratamiento preventivo y otras formas de contagio.

La Rabia silvestre es una enfermedad viral altamente mortal, transmitida a través de la saliva del murciélago hematófago, especie que se alimenta de la sangre de animales. Es considerada una enfermedad zoonótica (se transmite al ser humano).

El Senasa continuará reforzando la vigilancia sanitaria y la inmunización de los animales en comunidades aledañas, para prevenir nuevos brotes que podrían causar la muerte del ganado y la pérdida del capital pecuario de comunidades indígenas.

Las actividades se realizaron en coordinación con la Red de Salud de la provincia del Daten del Marañón, Instituto Nacional de salud de Lima y ganaderos de la comunidad. Es importante que los ganaderos reporten estos casos al Senasa, para la atención oportuna.

A la fecha, la autoridad sanitaria registró la vacunación de 7 673 animales contra la Rabia silvestre, en las provincias de Maynas, Loreto, Mariscal Ramón Castilla, Datem del Marañón, Requena y Ucayali.