MINAGRI despliega acciones sanitarias para erradicar las moscas de la fruta en Puno

912

El Ministerio de Agricultura y Riesgo informó que mantiene bajo vigilancia fitosanitaria más de 42 mil hectáreas hortofrutícolas de la región,  como medida para controlar y suprimir las moscas de la fruta en Puno.

A través de una red de vigilancia integrada por 600  trampas oficiales tipo Multilure y Jackson,  los especialistas pueden determinar las especies de Moscas de la Fruta existentes, los frutos más afectados y la fluctuación poblacional de la plaga.

Estas acciones sirven para diseñar las estrategias sanitarias que se deben ejecutar en las provincias de Yunguyo, Chucuito y Puno, para lograr la erradicación de la plaga.

Para ello y a fin de lograr el compromiso de la población, el presente año se capacitó alrededor de 1185 productores sobre las acciones de deben desarrollar para evitar el ingreso de la mosca a sus predios en base al control integrado.

El control integrado es la aplicación de diversos métodos: Control químico con aplicación de cebos tóxicos a base de un plaguicida biológico, complementado con el control cultural mediante el recojo y entierro de frutos hospedantes sobre maduros, infestados y sin valor comercial.

Control cuarentenario

Otra medida que el Minagri estableció fue el reforzamiento del puesto de control cuarentenario de  la frontera Perú – Bolivia, a fin de evitar el ingreso de frutas y hortalizas hospedantes de moscas de la fruta a la región.

Mosca de la fruta

La mosca de la fruta es una de las plagas más destructivas del mundo, pues constituye una de las peores amenazas para la producción frutícola, al atacar a más de 200 cultivos de frutales y hortalizas conocidos como hospedantes.

El alto índice de infestación de esta plaga generaría una reducción considerable en la cantidad de fruta sana cosechada, incremento de los costos de producción por la aplicación de plaguicidas para su control y limitaciones en el acceso a mercados internacionales.

Dato

Estas actividades forman parte del Programa de Sanidad Agraria e Inocuidad Agroalimentaria que ejecuta el Senasa del  2019 al 2023 y que tiene previsto declarar como áreas de erradicación a 103 mil hectáreas hortofrutícolas, situadas en las regiones de Tumbes, Lambayeque, La Libertad, Cajamarca, Amazonas, Apurímac, Cusco, Piura y Puno en un horizonte de 5 años.