Mosca de la fruta: Vigilancia en más de 18 mil hectáreas en valle Alto Jequetepeque

284

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa monitoreará durante el 2019 alrededor de 18,399 hectáreas de cultivos frutícolas del valle Alto Jequetepeque, en Cajamarca, como medida fitosanitaria para evaluar la infestación de mosca de la fruta.

Esta acción se ejecuta mediante la instalación estratégica de 542 trampas oficiales distribuidas en las zonas de exportación o que tienen posibilidades para exportar del valle Alto Jequetepeque, ylas mismas que son evaluadas semanalmente por los servidores del campo del Senasa.

Algunas de las zonas de exportación conocidas en este valle, son San Benito (uva), Quindén (mango), así como Magdalena y La Laguna (palto).

Actualmente está vigente la temporada de mango, que concluye en febrero, y de palta. A diferencia de zonas costeras, la producción en el valle cajamarquino es solo una vez al año.

Cobertura

Además del trampeo oficial, el Senasa realiza labores permanentes de prospección y muestreo para complementar las acciones fitosanitarias que permiten acceder a información real y oportuna, y con ello realizar recomendaciones específicas para que los productores ejecuten el control adecuado de plagas.

Los distritos coberturados son Tembladera, Chilete, Tantarica y San Benito en la provincia Contumazá; San Pablo, San Luis y San Bernardino en San Pablo; Magdalena, San Juan y Asunción en Cajamarca; y El Prado, San Miguel y Unión Agua Blanca, en San Miguel.

Los cultivos priorizados, por ser de mayor producción y demanda en esta parte de Cajamarca, son el mango, con 950 hectáreas (ha); chirimoya, 640 ha; palto, 376 ha y uva 239 ha.

El Senasa informó que durante el 2018 prospectó 2,761 hectáreas de cultivos y revisó 75,303 frutos. También se desarrollaron jornadas de capacitación en temas de control integrado de plagas con énfasis en mosca de la fruta y en el proceso de exportación de mango.