Pasco: Senasa evalúa predios de cacao en Oxapampa

1857

Senasa evalúa predios de cacao en OxapampaEl Servicio Nacional de Sanidad Agraria –Senasa ha intensificado sus labores de vigilancia en los valles de Pichis y Palcazu, en la región Pasco, con la finalidad de determinar las principales plagas de importancia económica que vienen afectando el cultivo de cacao.

A través del área de sanidad vegetal, el Senasa interviene en los tres distritos cacaoteros de la provincia de Oxapampa (Palcazu, Puerto Bermúdez y Constitución), realizando de manera permanente la prospección en predios cacaoteros, eventos de capacitación y coordinaciones con los gobiernos locales, organismos como DEVIDA (Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas) y otras organizaciones involucradas en el cultivo de este fruto.

En las inspecciones fitosanitarias se evaluó la presencia de la ‘Mancha parda’ Phytophthora  palmivora, ‘Escoba de bruja’ Crinipellis perniciosa y ‘Moniliasis’ Moniliophthora roreri, confirmándose además que no existe registro de la presencia del ‘Mazorquero del cacao’.

El ‘Mazorquero del cacao’ es un lepidóptero que presentan metamorfosis completa, pasando por los estados de huevo, larva, pupa y adulto, siendo la larva la que causa el daño directo al alimentarse principalmente de la placenta del fruto y el mucílago de la semilla.

Su presencia se evidencia cuando el insecto ataca frutos menores de 4 meses al exhibir madurez prematura, condición que interrumpe su desarrollo y no permite que alcance madurez normal. En caso de los frutos de más de 4 meses de edad, se observan excreciones del insecto taponando el orificio de salida o, bien, extravasaciones acuosas por este mismo orificio.

Senasa evalúa predios de cacao en OxapampaAl alimentarse, las larvas van dejando galerías en el fruto hasta alcanzar la madurez, etapa en la que construyen vías de salida al exterior hasta convertirse en pupa, que al ser abierta cuando el adulto emerge, permite la entrada de la humedad, condición que favorece la penetración e invasión de microorganismos y otros agentes que anticipadamente fermentan los mucílagos que cubren las semilla, deteriorando el aroma y sabor característico del cacao.

De presentarse esta plaga, es necesario que el agricultor aplique el control mecánico-cultural, que consiste en la realización de podas, remoción frecuente de los frutos infestados y cosechas oportunas.

Senasa recomienda no utilizar productos químicos para controlar la plaga, ya que su uso genera resistencia del insecto y causa un desequilibrio en el ecosistema natural, atentando contra los insectos polinizadores del cacao y los controladores biológicos naturales.