Pequeños productores de kion y cúrcuma continúan posicionando sus productos en mercados internacionales

588

Como parte de las acciones para contribuir con el desarrollo de la agricultura familiar, el SENASA del Ministerio de Agricultura y Riego continúa certificando kion y cúrcuma destinados a mercados internacionales.

Las certificaciones de estos productos cultivados en las provincias de Chanchamayo y Satipo iniciaron en el mes de enero, logrando enviar hasta el mes de marzo más de 4 mil toneladas.

De esta manera, a pesar del estado de emergencia por el COVID-19, la autoridad en sanidad agraria continúa apoyando a los pequeños productores de Junín, desarrollando las certificaciones oportunas para su comercialización.

Proceso de certificado fitosanitario

El proceso inicia con el ingreso de la solicitud a través de la Ventanilla Única de Comercio Exterior – VUCE, posteriormente un inspector del Senasa revisa la documentación necesaria.

Luego se ejecuta las inspecciones sanitarias y fitosanitarias para verificar y descartar la presencia de plagas, residuo de tierra (portadora de patógenos) y otras enfermedades cuarentenarias para los países de destino.

Posterior a la inspección, se emite el certificado fitosanitario de exportación. A través de esta actividad, el Senasa busca proteger los actuales mercados y consecuentemente,  contribuir al desarrollo agrario en Selva Central.

El jengibre y la cúrcuma son plantas que crecen en climas tropicales, se utilizan como condimentos aromáticos en la gastronomía y también se les atribuye beneficios medicinales; por esta razón la creciente demanda de estas raíces a nivel mundial.