Piura: Vacunan a más de 7 mil animales contra el Ántrax

412

El Ministerio de Agricultura y Riego, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, vacunó a 7 885 animales para prevenir el Ántrax en el distrito de Chulucanas, declarada en emergencia por déficit hídrico mediante Decreto Supremo Nº 085-2018-PCM.

El registro alcanzado de la acción realizada durante los meses de octubre, noviembre y diciembre para proteger la sanidad de la población bovina, ovina y caprina susceptible a la enfermedad, superó la meta programada que fue de 5 474 dosis.

La campaña de vacunación es una de las medidas inmediatas que adoptó el Senasa en mérito a la declaratoria de emergencia que el Gobierno decretó para salvaguardar la salud de las personas y proteger la actividad agrícola y pecuaria ante la escasez de lluvias presentadas en el valle del Alto Piura.

El Ántrax es una enfermedad que puede afectar a los humanos, causada por la bacteria Bacillus anthracis que, en forma de esporas, obtiene mayor resistencia a condiciones climáticas severas como al calor, frío, radiación solar, entre otras. Dichas esporas pueden sobrevivir en el suelo durante décadas.

Es una enfermedad de gran importancia económica debido a sus efectos devastadores, pues ocasiona la muerte del animal en un máximo de 48 horas de producida la infección, por lo que es muy importante que los productores pecuarios estén atentos a los síntomas de la enfermedad para evitar su diseminación y evitar riesgos de contagio.

Conocido también como Carbunco bacteridiano, produce septicemia (infección generalizada) y muerte repentina. Antes de morir, el animal enfermo destila sangre por los orificios corporales, presenta falta de apetito, ahogo, dificultad para respirar, fiebre, agitación, marcha difícil y postración.

Las personas pueden contraer la enfermedad mediante el manipuleo de carnes, vísceras y cueros de animales muertos.

Bajo ese contexto, el Senasa ejecuta todos los años un plan de prevención y control de esta afección que, además de las actividades de vigilancia epidemiológica y vacunación, comprende acciones de educación sanitaria dirigida a productores, responsables de ganado, profesionales y técnicos agropecuarios para que a la menor sospecha de la presencia de la enfermedad notifiquen a la autoridad sanitaria para que adopte las medidas adecuadas y oportunas.