Productores de hortalizas de Lurigancho – Chosica implementan Buenas Prácticas Agrícolas

1558

Con el fin de facilitar la adopción de prácticas innovadoras que contribuyan a mejorar la producción, inocuidad y rentabilidad del cultivo de hortalizas, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria implementó y culminó con éxito dos escuelas de campo: zanahoria y tomate, en el sector de Carapongo, distrito de Lurigancho – Chosica.

La capacitación participativa permitió evaluar las diversas metodologías basadas en la propia experiencia del pequeño agricultor de hortalizas y desarrollar participativamente propuestas que permitan un mejor manejo del cultivo, por ende asegurar la inocuidad y una mayor rentabilidad.

En el desarrollo de las sesiones de capacitación, de ejecución vivencial: práctica y participativa, para el manejo adecuado del cultivo de hortalizas, predominaron el uso de materiales e insumos disponibles en la zona, acción que permitió revalorar los conocimientos tradicionales empleados en el proceso productivo de demanda comercial cuyos productos forman parte de la dieta alimenticia diaria de los consumidores limeños y que se incrementa en estos días festivos.

Las capacitaciones impulsadas por la autoridad sanitaria contaron con la participación de la Agencia Agraria Rímac del Programa de Gobierno Regional de Lima Metropolitana y la Junta de Usuarios del sector hidráulico del Rímac, con quienes se trabaja de manera articulada para lograr la seguridad alimentaria en este importante sector productivo del distrito que beneficia a más de 25 familias dedicadas a esta producción.

Experiencia de Aprendizaje Vivencial

Las ECAs desarrolladas en Carapongo estuvieron constituidas por agricultores y agricultoras que participaron durante todo el ciclo vegetativo de los cultivos: zanahoria y tomate, con el fin de compartir y valorizar el conocimiento local, adquirir nuevos conocimientos y encontrar mejores estrategias para el manejo de dichos cultivos haciendo incidencia en la aplicación de las Buenas Prácticas Agrícolas y el uso de controladores biológicos para combatir las plagas y enfermedades que afectan a estos cultivos.

Los temas tratados en las ECAs estuvieron enmarcados en las fases del cultivo: preparación del suelo, calidad de la semilla, fertilización, manejo de plagas, cosecha y post cosecha.