Puno: Senasa descarta enfermedades respiratorias en porcinos

Por esta época las enfermedades respiratorias en los cerdos son recurrentes debido a las bajas temperaturas.

1939

Senasa - Atencion a ganado porcino en PunoCon el objetivo de identificar, prevenir y controlar oportunamente enfermedades de importancia sanitaria en la población porcina de Puno, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa realiza acciones de vigilancia pasiva de enfermedades víricas y respiratorias de importancia sanitaria para el ganado y de afectación económica para los criadores.

El Senasa atiende las notificaciones de ocurrencias sanitarias con sospecha de enfermedades de origen respiratorio, como el síndrome reproductivo y respiratorio porcino (PRRS), influenza porcina, neumonía enzoótica y otras, que conllevan a la disminución del rendimiento de los animales, dilatación de los ciclos reproductivos e, incluso, decomisos en los centros de faenado.

Con la vigilancia en la región Puno, el Senasa busca prevenir que las citadas enfermedades –en caso de confirmarse alguna- afecten la economía de los pequeños productores y que se propaguen entre el ganado porcino, en perjuicio de los hombres de campo, quienes encuentran en la crianza de cerdos la caja chica familiar.

Las enfermedades respiratorias se presentan generalmente en animales en etapa de desarrollo y engorde e involucra mayormente a agentes infecciosos virales y bacterianos. Los climas extremos también son un factor que vuelve vulnerable al ganado.

Caso atendido

Recientemente, los servidores de campo del Senasa acudieron al llamado de Filomena Carbajal, propietaria de una camada de siete porcinos de tres semanas de nacidos con síntomas respiratorios sospechosos (tos) en los altos de Puno.

Tras descartar que se trata de influenza, neumonía enzoótica y otras enfermedades, los servidores de campo del Senasa identificaron que Porqui, la madre de los porcinos, presentaba tos y estornudos, cuyos síntomas estaba transmitiendo a sus crías mediante la lactancia.

La chancha fue tratada con antibióticos y se recomendó a Filomena Carbajal aplicar pequeñas cantidades de antibióticos en polvo en las comidas (papillas) de las crías. Por las bajas temperaturas, también se aconsejó exponer a los animales al ambiente solo en horas soleadas.

La atención se concretó de manera satisfactoria y Filomena Carbajal quedó en compromiso de informar ante el Senasa la evolución de los animales respecto a los síntomas de tos y fiebre.

Cabe precisar que, en lo que va del año, el Senasa no ha recibido reportes de casos confirmados de enfermedades respiratorias, lo cual es un indicador de que se ha realizado un trabajo preventivo oportuno y efectivo.

La peste porcina clásica (PPC) y el síndrome reproductivo y respiratorio porcino (PRRS) son las enfermedades de mayor importancia sanitaria, porque son de rápida difusión y de elevada mortalidad, pero tampoco se han registrado casos positivos de estas patologías, que el Senasa trabaja en erradicar.