Puno: Suris habrían muerto por enfermedad respiratoria

652

El Ministerio de Agricultura y Riego a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria – SENASA, en atención a la denuncia sobre ocurrencia de mortalidad en Suris (Rhea pennata), ha informado que los análisis de laboratorio efectuados a las muestras de éstas aves silvestres que se encuentran en el centro de rescate del Proyecto Especial Lago Titicaca (PELT), han sido negativos a influenza aviar altamente patógena; descartándose igualmente otras enfermedades aviares como Newcastle, bronquitis infecciosa aviar, laringotraqueítis infecciosa aviar y micoplasmosis aviar.

No obstante ello, se han tomado las precauciones del caso, disponiéndose el aislamiento de los animales vivos y la desinfección del predio donde se encontraron a las aves muertas, así como la intensificación de la vigilancia epidemiológica, capacitación y entrega de equipos de protección a las personas que manejan estas aves.

Cabe destacar que en el Centro de Rescate Calachaca del PELT, ubicado en el distrito de Santa Rosa de Mazocruz, provincia de El Collao, departamento de Puno, se mantienen 22 aves vivas, aparentemente sanas.

La próxima semana especialistas en sanidad aviar de la oficina central del SENASA realizarán una visita al lugar, con la finalidad de levantar mayor información epidemiológica que pueda esclarecer la probable causa de muerte, la cual cursa con sintomatología respiratoria; en apoyo a las actividades que viene realizando los especialistas del SENASA Puno y de ser necesario implementar las medidas de control sanitario pertinentes.

Actualmente el Perú es libre de influenza aviar altamente patógena, por lo que el SENASA mantiene un monitoreo serológico continuo en aves comerciales y de traspatio en zonas de riesgo (alrededor de los humedales donde reposan aves migratorias), colectándose más o menos 27000 muestras a nivel nacional cada año, con resultados a la fecha negativos a la enfermedad (ELISA como prueba tamiz e IDGA como confirmatoria). Este monitoreo es permanente debido a que las aves silvestres migratorias son portadoras del virus sin presentar signos clínicos, generando riesgo para las aves silvestres y domésticas que estén en contacto.