Senasa desarrolla acciones inmediatas para mitigar adversidad en alpacas ante heladas

2177

Mediante las notificaciones los productores contribuyen a controlar la sanidad pecuaria.

Con el propósito de velar por la condición sanitaria de la producción pecuaria de la región Puno, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa acude –previo requerimiento del productor- a predios con animales enfermos para identificar el origen de la patología y tomar las acciones inmediatas que eviten la diseminación en caso se trate de alguna enfermedad infectocontagiosa.

puno. Senasa

En esta labor, es fundamental la participación de los productores, quienes deben notificar las ocurrencias sanitarias que se presentan en sus predios. De esta manera, los servidores de campo del Senasa toman conocimiento del hecho y acuden a ejecutar la evaluación, diagnóstico, toma de muestras si es necesario y recomendación de tratamiento.

El Senasa estima que por estas épocas de bajas temperaturas, que se manifiesta con ventarrones, heladas y nevadas en el altiplano, la incidencia de ocurrencias sanitarias va a elevarse e invoca a los productores a notificar oportunamente estas situaciones de riesgo para procurar su control.

En heladas
En épocas de heladas, la producción pecuaria se torna vulnerable a enfermedades infectocontagiosas de origen bacteriano, viral y parasitario que elevan el índice de mortandad. La explicación radica en el debilitamiento del sistema inmunológico del animal ante el estrés que generan las bajas temperaturas y escasez de pastos, en medio de condiciones precarias en las que es criado.

En el contexto de debilitamiento de los animales, las enfermedades infectocontagiosas suelen proliferarse principalmente entre las crías, catalogadas como población vulnerable de todos los tipos de ganado.

En Puno, la producción está compuesta por camélidos sudamericanos (alpacas y llamas), ovinos, vacunos, bovinos y porcinos, pero es la crianza de alpacas la principal actividad ganadera de la región.
Puno concentra 1’459,903 ejemplares (IV CENAGRO 2012), más de la mitad de la población alpaquera nacional. La crianza de este camélido sudamericano se desarrolla en gran número en zonas ubicadas a más de 4,500 m.s.n.m., altitudes de la región dónde las bajas temperaturas golpean duramente.

El Senasa Puno está preparado para atender las ocurrencias sanitarias que los productores notifiquen. Las notificaciones las pueden hacer directamente ante el Senasa o mediante sus municipios.

Además, el Senasa Puno viene desarrollando jornadas de prevención mediante la dosificación antiparasitaria en camélidos sudamericanos.
Cabe precisar que, además de procurar la conservación de la condición sanitaria de la producción pecuaria, las notificaciones oportunas reducen la posibilidad de pérdidas económicas para el productor y su familia. En este sentido, el Senasa invoca tomar medidas de prevención, como realizar desparasitaciones oportunas, implementar chalecos térmicos para las crías, cobertizos y otros.