Senasa instruye a productores rurales de Andahuaylas en buenas prácticas durante el ordeño

• En la capacitación participaron más de 60 ganaderos del distrito de Pacobamba.

414

Con la asistencia de más de 60 productores rurales, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa dictó una charla en el centro poblado de Ccerabamba, distrito de Pacobamba, en la provincia de Andahuaylas (Apurímac), para fomentar la aplicación de las buenas prácticas de ordeño de leche en el ganado bovino.

Los productores pecuarios fueron instruidos para que adopten las medidas de higiene personal, las normas de manipulación sanitaria, así como la limpieza y desinfección del área de trabajo con miras a contar con productos lácteos sanos, en cumplimiento al Decreto Supremo N° 004-2011-AG que aprueba el Reglamento de Inocuidad Agroalimentaria.

Estas acciones previenen la contaminación de los alimentos al reducir los riesgos, garantizando que los productos sean seguros, desde la producción primaria hasta su consumo final, y que no representen una amenaza para la salud pública.

Las buenas prácticas de ordeño permiten la obtención de leche fresca y saludable, ya sea para consumo directo o en la preparación de quesos y otros derivados lácteos. “La persona que ordeña diariamente y su forma de actuar antes, durante y después va a ser clave para garantizar la inocuidad del producto”, indicó Rogger Barrios, analista del Senasa.

Recomendaciones 

La calidad de la leche depende de una producción libre de microbios y sustancias extrañas, además de contar con todos los elementos nutritivos y alta cantidad de sólidos totales (mínimo de 11.5%).

Por ello, se recomendó desarrollar un buen manejo sanitario para evitar enfermedades como la mastitis, que merma la producción pecuaria; asimismo, mantener las buenas prácticas de higiene durante las etapas de ordeño, transporte, procesamiento y manufactura a fin de fortalecer la industria láctea local.

Dato 

Sierra y Selva Exportadora, entidad adscrita al MINAGRI, asesora a los productores pecuarios de Pacobamba que cuentan desde el 2013 con una planta procesadora de leche.