Senasa: No se reporta presencia de gorgojo Khapra en almacenes de Moquegua

Senasa realiza monitoreo preventivo de plaga no presente en el Perú.

483

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa realizó el monitoreo preventivo de Trogoderma granarium Everts (conocida como gorgojo Khapra), plaga no presente en el Perú, en el almacén de alimentos de la municipalidad provincial de Mariscal Nieto.

El gorgojo Khapra es la plaga más perjudicial en granos almacenados. Ataca principalmente a cereales, productos derivados de estos, semillas y pastas especialmente aceitosas, harinas, concentrados balanceados para la alimentación animal, cuero, fruta seca, leche en polvo, harina de pescado, pieles, lana, plumas, entre otros.

Semanalmente se efectúa el monitoreo en toda la red de trampas de la región; cinco situadas en el almacén municipal de la provincia Mariscal Nieto, doce en la Empresa Nacional de Puertos – ENAPU de la provincia de Ilo y tres en el almacén municipal de la provincia de Sánchez Cerro, sin haberse reportado su presencia.

Esta actividad se realiza como medida preventiva y para tener información actualizada sobre la ausencia del gorgojo en el Perú. Su detección temprana es fundamental para su control y erradicación en forma eficaz.

Las trampas que utiliza el Senasa son tipo domo, donde se colocan dos clases de atrayentes basados en feromonas sexuales y de alimentación; su combinación optimiza la mayor captura de insectos rastreros, incluyendo Tribolium spp., Oryzaephilus spp. y Trogoderma spp.

El daño reportado que causa este insecto en los países que lo poseen alcanza el 30% a 75% y, por este motivo, el Senasa destina diferentes medidas para evitar su ingreso.

La Dirección de Sanidad Vegetal del Senasa cuenta con la Red de vigilancia de Trogoderma granarium en las regiones de Tumbes, Piura, Lambayeque, La libertad, Lima, Ica, Arequipa, Moquegua, Tacna, Madre de Dios y Loreto.

Dato

El Perú presenta condiciones climáticas de alta humedad y temperatura en una significativa parte de su territorio, que son desfavorables para almacenar y conservar granos. Bajo estas condiciones, los insectos, hongos y otros microorganismos se desarrollan rápidamente, representando mayores costos de conservación y la necesidad de implementar técnicas óptimas de secado utilizando costosos equipos de ventilación, control de temperatura y productos químicos (fumigantes).