Ordenanza Regional permitirá resguardar más de 2 200 hectáreas de cítricos en Tumbes

573

Senasa - Ordenanza Regional permitirá resguardar más de 2 200 hectáreas de cítricos en TumbesEl Ministerio de Agricultura y Riego, a través del Senasa, impulsó la aprobación de una Ordenanza Regional que permitirá mejorar las acciones preventivas y de protección de las más de 2 270 hectáreas de cítricos que se extienden en la región y así evitar el ingreso del Huanglongbing – HLB y su insecto transmisor al Perú.

Dentro de las acciones que establece esta Ordenanza Regional, fue aprobada por unanimidad por el Consejo Regional de Tumbes, está la articulación conjunta con entidades involucradas como Aduanas, Policia Nacional, Ministerio Público, Relaciones Exteriores, Cancillería, productores, entre otros.

El trabajo conjunto entre autoridades y productores facilitará la intensificación del control al ingreso ilegal de plantas ornamentales (murraya) y plantones de cítricos procedentes de Ecuador, país donde ha sido detectado el vector Diaphoirna citri, insecto que transmite el Huanglongbing.

También se tomarán medidas correctivas con los comerciantes de ventas de flores, que utilizan la murraya (jazmín oloroso o mirto) como complemento en los adornos florales, instando a no utilizar esta planta ornamental ya que su compra y venta estará restringida.

Con estas acciones se busca proteger el cultivo citrícola de Tumbes, en especial la producción de limones, que por campaña anual produce un promedio de 21 600 toneladas de este fruto, que es distribuido en mercados nacionales de Chiclayo, Trujillo, Chimbote y Lima.

Desde el 2009, el Senasa desarrolla una estrategia para la detección temprana y evitar el establecimiento del Huanglongbing – HLB y sus vectores (Diaphorina citri y Trioza erytreae), efectuando prospecciones fitosanitarias en zonas de frontera, campos comerciales y huertos de cítricos, incluyendo la especie ornamental murraya (mirto o jazmín naranja).

La enfermedad

El Huanglongbing (HLB) o dragón amarillo es una enfermedad destructiva que no tiene cura, ataca a las plantaciones de cítricos ocasionando un color amarillento de las hojas que luego va aumentando en toda la planta; con el avance de la enfermedad se presenta la muerte de ramas.