Senasa: Piura se suma al sistema de vigilancia y control de rabia

92

Piura Senasa - Control de Murcielagos hematofagosEl Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, del Ministerio de Agricultura y Riego, inició la campaña de vacunación contra la rabia en la provincia de Huancabamba, para prevenir brotes de esta enfermedad en el distrito de El Carmen de la Frontera.

La autoridad sanitaria ejecuta esta acción en el marco de las medidas de prevención y control de enfermedades que ponen en riesgo el status sanitario de la población animal y la salud de las personas.

La rabia es una encefalomielitis vírica aguda, casi siempre mortal, que ataca el sistema nervioso central y es trasmitida por el murciélago hematófago o vampiro que se alimenta de sangre, principalmente de bovinos, equinos, porcinos, aves, ovinos y caprinos. Los animales infectados no deben ser faenados ni consumidos.

Para evitar su diseminación, los servidores del campo del Senasa realizan la captura de murciélagos hematófagos (Desmodus rotundus) para untarles la pasta vampiricida (huarfarina) con el objetivo de ejecutar el control poblacional de estos vampiros transmisores de la enfermedad. Asimismo, efectúan permanente evaluación de mordeduras que puede presentar el ganado, ubicación de refugios y capacitaciones a la población.

En las zonas donde se detecta la enfermedad, origina grandes pérdidas económicas, debido a la alta tasa de mortalidad que produce en animales domésticos y silvestres.

La provincia de Huancabamba es una importante zona pecuaria; según datos estadísticos de la Dirección Regional de Agricultura, cuenta con una población bovina de 75 931 animales; ovinos, 57 582; porcinos; 30 606 y caprinos, 26 605.

El Senasa se mantiene siempre en alerta pues existe la posibilidad de que las condiciones climatológicas y la falta de alimento, originado por la deforestación y el cambio climático, estén obligando a los murciélagos a desplazarse, estableciéndose cerca de corrales de mamíferos u otras especies para saciar su necesidad natural de sobrevivir.

Asimismo, la autoridad sanitaria recomienda a los productores ganaderos de las zonas afectadas por la rabia, informar de forma inmediata cuando sospechen que la presencia de animales muertos en su rebaño se deba a problemas de esta enfermedad.