Realizan vigilancia fitosanitaria para descartar enfermedad que afecta a los cítricos

975

senasa-lambayeque-hlbPara conservar el estatus sanitario de la producción de limones, naranjas, mandarinas y otros cítricos, el Ministerio de Agricultura y Riego – MINAGRI realiza de manera permanente la vigilancia fitosanitaria de descarte de la presencia del insecto Diaphorina citri, vector de la enfermedad Huanglongbing (HLB), considerada la más destructora de estos frutos.

A nivel mundial, el HLB está catalogada como una de las plagas más devastadoras de los cítricos y no tiene cura. Afortunadamente, el insecto que ocasiona la enfermedad no está presente en el país.

Las acciones de vigilancia del MINAGRI contemplan el monitoreo de una red de trampas pegantes, evaluación de plantas y la toma y análisis de muestras para el descarte de la enfermedad.

Adicionalmente, se realiza la vigilancia fitosanitaria de material vegetal de cítricos importados, en lugares de producción registrados, bajo el procedimiento de cuarentena posentrada.

Los especialistas en sanidad agrícola del MINAGRI instalaron ocho trampas pegantes en las zonas de producción de cítricos, en los distritos de Jayanca, Motupe y Olmos, este último de mayor producción de limón sutil en Lambayeque.

Las trampas son supervisadas cada quince 15 días por los analistas, quienes al mismo tiempo realizan las inspecciones fitosanitarias para confirmar los resultados favorables obtenidos, hasta ahora, en cuanto al HLB.

Según los especialistas, el insecto vector se ha detectado en Colombia, Brasil, Paraguay y Ecuador. Por esta razón, se recomienda a los productores, comerciantes y población en general evitar traer material vegetal sin la autorización del SENASA y comunicar de manera inmediata las sospechas de la plaga en los cultivos.

Sintomatología de la enfermedad

El HLB en las plantas de cítricos produce una muerte regresiva de ramas, deforma los frutos, reduce el tamaño y provoca el aborto de las semillas, disminuye el peso del fruto y su contenido de azúcar y finalmente ocasiona la muerte de las plantas.

Cabe indicar que, a veces la sintomatología producida por la enfermedad puede confundirse con deficiencia de zinc o cobre.