Senasa supervisa estado sanitario de aves en eventos gallísticos a nivel nacional

1592

Senasa supervisa estado sanitario de aves en eventos gallísticos a nivel nacionalEl Ministerio de Agricultura y Riego, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, supervisa de manera permanente la realización de eventos gallísticos en todo el país con la finalidad de preservar el estado sanitario de las poblaciones avícolas y la calidad de los productos que llegan diariamente a la mesa de todos los peruanos.

Para el resguardo sanitario avícola, el Senasa establece el empadronamiento de coliseos de gallos y zoocriaderos, molinos de alimentos balanceados, centros de acopio de huevos de aves de combate y laboratorios de diagnóstico o investigación de salud avícola; asimismo, realiza inspecciones inopinadas en los eventos durante todo el año.

Como parte de estas actividades, se inspeccionaron los coliseos ‘El Valentino’ y ‘Pancho Villa’, cuya capacidad promedio es de 96 y 260 aves, respectivamente.

En la visita a las instalaciones del coliseo ‘El Valentino’, se verificó que el evento no contaba con autorización sanitaria por parte del Senasa, pero se evidenció que los organizadores difundían y exigían el certificado de vacunación contra la enfermedad del Newcastle a los participantes.

Por el contrario, el coliseo ‘Pancho Villa’ contaba con certificado de Autorización Sanitaria para la realización de eventos gallísticos emitido por el Senasa (N° de Expediente 170060001220), pero no exigía el certificado de vacunación de las aves participantes.

A través de estas inspecciones se espera evitar, en el menor tiempo posible, la diseminación de enfermedades. El incumplimiento de estas medidas está sujeto a sanciones contenidas en el Reglamento del Sistema Sanitario Avícola D.S N° 029-2007-AG.

Capacitaciones

La autoridad sanitaria capacitó a los propietarios, trabajadores y participantes de los eventos en la normativa vigente y recomendó llevar un registro de control previo del certificado de vacunación de las aves y la implementación de las medidas de bioseguridad como la desinfección de los casilleros de recepción y el ambiente en general después de cada jornada.