Tumbes: Senasa verifica baja incidencia de añublo bacteriano en campos arroceros

888

Senasa - Supervisión del cultivo de arroz en Tumbes En las próximas semanas se realizarán capacitaciones, charlas técnicas, cursos y talleres a agricultores arroceros sobre el control de plagas.

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria –Senasa, del Ministerio de Agricultura y Riego, supervisó los campos de cultivo de arroz en la región Tumbes para verificar el avance y presencia de la problemática del añublo bacteriano, enfermedad que causa la pudrición de granos y vaneamiento de la panoja del arroz, generando daños muy graves y pérdidas en las cosechas.

Fuente: Senasa, Andina

La supervisión estuvo a cargo de los directores generales de Sanidad Vegetal e Inocuidad Agroalimentaria, quienes junto a los especialistas de Senasa Tumbes, recorrieron los campos arroceros en los distritos de La Cruz, Corrales, San Jacinto, San Juan de la Virgen Tumbes y Papayal, verificando baja incidencia/severidad de la plaga.

“Se ha verificado poca presencia del añublo bacteriano en los campos inspeccionados, notándose que las recomendaciones de manejo integrado que brinda el Senasa está dando resultados. A su vez, continuaremos con los muestreos y la vigilancia permanente para ver el desarrollo de la plaga en el cultivo de arroz, y con las capacitaciones, charlas técnicas, cursos, talleres, dirigidos a los agricultores arroceros para reforzar el trabajo de control de la plaga”, señaló el director general de sanidad vegetal, Moisés Pacheco.

El Senasa recomendó a los agricultores que cumplan con las fechas de siembra porgramadas, realicen buenas prácticas agrícolas del cultivo como el uso de semilla certificada, buena preparación del terreno, densidad de siembra adecuada, manejo adecuado de la lámina de agua, buen abonamiento sin exederse en la fertilización nitrogenada, y también realice el control adecuado de malezas y la cosecha evitando la sobre maduración porque deteriora la calidad del grano.

En el valle de Tumbes se instalan 7500 hectáreas con cultivo de arroz en cada una de las dos campañas que se realizan al año, convirtiéndose en la producción agrícola más importante de la región con la cosecha de más de 130 mil toneladas de arroz por año .