Acciones de vigilancia fitosanitaria de mosca de la fruta se mantienen en Cusco

879

Pese a la situación de emergencia sanitaria por el Covid 19 que vive el país, el Ministerio de Agricultura y Riego informó que el Senasa mantiene la vigilancia de 85680 hectáreas para monitorear  la plaga Mosca de la Fruta en diversas provincias de la región Cusco.

La red de vigilancia (trampas) permite obtener información sobre las especies de mosca de la fruta existentes en las áreas frutícolas y determinar la fluctuación poblacional de la plaga y los frutos más afectados (hospedantes), para establecer las acciones de control de manera coordinada con los productores.

La revisión de las trampas instaladas se realiza de manera semanal. Esta labor está a cargo del personal técnico del Programa de Sanidad Agraria e Inocuidad Agroalimentaria – Fase II, que ejecuta el Senasa en Acomayo, Anta, Calca, Canas, Canchis, Cusco, Chumbivilcas, Espinar, Paruro, Paucartambo, Quispicanchi y Urubamba.

A nivel regional, la autoridad sanitaria tiene una red de vigilancia en servicio por emergencia que consta de 1071 de las 1945 trampas instaladas , distribuidas en las 12 provincias de la región, excepto en La Convención.

Plaga

La mosca de la fruta es una de las plagas que mayores pérdidas ocasionan en la producción frutícola del país. Se sabe que ataca a más de 200 tipos de frutas a nivel mundial.

Debido a la presencia de esta plaga, la producción hortofrutícola pierde valor económico; por ello, el Senasa recomienda realizar labores culturales que corten su ciclo biológico, ya que los estadios de larvas y huevos no prosperan y por lo tanto no existe presencia de moscas de la fruta.

De esta manera, la región Cusco inició el camino para erradicar la mosca de la fruta en los valles interandinos, y así lograr la apertura de nuevos mercados internacionales para los productos peruanos.